•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dormir es una de las necesidades básicas del ser humano que le permite “recargar” energías para seguir con la rutina del día a día. No es un secreto para nadie que cada día son menos horas las que dedicamos a descansar, debido a que vivimos en un mundo convulso y acelerado en el que sentimos que necesitamos más horas para cumplir con nuestras tareas.

No podemos olvidar que el uso constante de dispositivos electrónicos está generando una alteración en el patrón de sueño que para muchos se vuelve difícil de controlar.
Los problemas para dormir están asociados a muchas condiciones de salud y no saber controlarlos puede conllevar a serios problemas físicos y psicológicos que pueden afectar la calidad de vida.

Por esto, hemos recopilado una serie de ejercicios que ayudan a conciliar el sueño, para que el insomnio no cale en nuestras vidas.

Ejercicios

Si preferís tumbada, doblá las rodillas y separá los pies entre 20 y 30 centímetros. De este modo la espalda estará en posición de descanso. Si, por el contrario, preferís hacerlo sentada, asegúrate de apoyar la cabeza en el respaldo del asiento, ya que se requiere de un apoyo.

Espirá expulsando el aire despacio, mientras contás de cinco a cero. Notá que el abdomen vuelve a la posición de descanso.

Colocá una de tus manos sobre el abdomen y la otra sobre la parte superior del tronco, entre el pecho y el cuello, con el fin de recibir mejor los movimientos diafragmáticos durante la respiración.

Con los ojos cerrados, respirá profundo y lentamente, e imaginá el recorrido que hace el aire a través de tu cuerpo.

Notá cómo el aire llega al abdomen por haber puesto tu mano allí, pero el tórax no debe moverse.

Tratá de aguantar la respiración 3 o 4 segundos.

Repetí estos mismos pasos unos minutos, concentrándote en cada uno de los movimientos. Poco a poco empezarás a sentir que tu cuerpo entra en un estado de relajación.

Para que estos ejercicios de respiración funcionen como técnica de relajación es muy importante controlar la velocidad en la respiración, así como la cantidad de aire que se inspira.

En lo posible seguí un ritmo lento y pausado, ya que aspirar muy profundo puede provocar mareo como consecuencia de la hiperventilación o demasiado oxígeno en la sangre.

Recomendaciones

Para tener un mejor descanso y disfrutar al máximo los efectos de estos ejercicios también es bueno tener en cuenta algunas recomendaciones.

En primer lugar hay que respetar los horarios, así que es necesario que aprendás a organizar un horario para dormir y levantarte, ya que de esta forma acostumbrás al cuerpo a dormir sin distracciones en el tiempo establecido.

Evitá las siestas

No está mal descansar 15 minutos en el día. Lo que no se recomienda es excederse de ese tiempo o hacerlo con pocas horas de anticipación antes de dormir. Por otro lado, el lugar para dormir debe ser cómodo, libre de aparatos electrónicos, con cortinas oscuras y un buen colchón.

Comidas

Comer antes de dormir o ingerir comidas muy copiosas en horas previas al descanso también podría causar algún trastorno del sueño. Los expertos recomiendan cenar algo ligero y, por lo menos, dos horas antes de ir a la cama.

Lectura

Muchos prefieren ver televisión, jugar con el celular u otro elemento electrónico cuando no logran conciliar el sueño; no obstante, está comprobado que la luz emitida por estos dispositivos tiene un efecto negativo en la salud y podría ser la causa de la dificultad para dormir. Por esto, lo ideal es realizar una lectura o hacer algún ejercicio de lógica para estimular el sueño y de paso el cerebro. Es una gran terapia y también mejora la memoria.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus