Farah Eslaquit
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sin duda nuestra gastronomía es inigualable, los sabores de cada parte de nuestro país son irremplazables. A la hora de guardar la línea, sin embargo, no podemos abusar diariamente de nuestros platos típicos, pues la mayoría son muy altos en calorías. Generalmente son altos en carbohidratos simples y bajos en proteínas y fibra. Es por eso que si queremos comer siempre al estilo nica, debemos hacer unas adaptaciones para hacer de estos platos más saludables.

En el desayuno, por ejemplo, en vez de comer el gallopinto refrito normal, podemos hacer nuestra versión saludable, mezclando arroz integral - o blanco en menor cantidad, cocido y no frito, siempre con chiltoma y cebolla, con frijoles cocidos con ajo y cebolla con poca o nada de sal. En vez de freírlos con gran cantidad de aceite podemos utilizar aceite en spray de coco, o una cucharadita de aceite de coco.

Muchas veces quiero comer plátano maduro por la mañana. Entonces, lo que hago es cortar las rebanadas de plátano maduro más delgadas de lo normal, y ponerlas a asar en la sartén bien caliente. Esta sería mi porción de carbohidratos, y lo acompañaría con unos huevos revueltos. Los huevos revueltos los hago con un huevo y el resto de claras, para controlar la grasa que consumo.

En el almuerzo, para estar saludable, no solamente tenés que comer pollo asado o hervido. A mí me gusta variar las maneras en que hago el pollo, por ejemplo. Una de mis opciones favoritas es hacer mi versión de arroz a la valenciana. En una sartén, agrego 1 cucharada de aceite de coco, agrego cebolla, chiltoma, ajo, apio, zanahoria en cubitos, al gusto. Una vez que esto esté bien mezclado y blandito, mezclo 1 taza de pechuga de pollo desmenuzada, salsa de tomate sin azúcar o medio tomate picado, y por último agrego 1/3 a ½ taza de arroz integral previamente cocido. Esto lo acompaño con una buena ensalada de lechuga y aderezo con limón y pimienta. También podés optar por comidas como el salpicón, moderando el uso de la sal o carne desmenuzada, usando salsa tomate natural en vez de salsa de tomate de tarro, y usando aceite en spray para cocinar en vez de aceite regular.

En la cena, podemos comer estilo nica, siempre y cuando tengamos cuidado con la cantidad de carbohidratos que comemos de noche. Podemos elegir cocinar media pechuga de pollo aderezada con media cucharadita de mostaza, limón, apio y pimienta y acompañar con una tortilla de maíz pequeña y pico de gallo en abundancia. Otra opción es hacer una sopa de pollo con vegetales como el chayote, ayote, pipián que tienen gran cantidad de agua y pocas calorías. Para darle color se puede rayar un trozo de zanahoria, agregar condimentos al gusto, como pimienta, paprika, ajo, y evitar usar cubitos o condimentos salados, que no aportan nada bueno para el cuerpo. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus