•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No, no hablamos del ayuno. Nos referimos a pequeños hábitos que podés incorporar en tu rutina matutina, previa al desayuno, que aportan beneficios extras a tu salud. Para ello, consultamos a la nutricionista Ana Cristina Gutiérrez, así que poné atención. 

Agua tibia con limón

 “Ayuda a la digestión, estimula el sistema inmunológico, equilibra los niveles de pH, limpia la piel, da energía y mejora el estado de ánimo, refresca el aliento e hidrata el sistema linfático”, enumera Gutiérrez. También, agrega que “es importante destacar que no favorece la quema de grasa, ya que no existe evidencia científica de que el agua con limón ‘desintoxique’ el cuerpo”, dice. 

Además de hidratar, aporta vitamina C, la cual ayudará a aumentar las defensas, reparar tejidos y evitar procesos oxidativos en el organismo, explica Gutiérrez.

"Aunque no es la cantidad suficiente de vitamina C que el organismo requiere al día, tenemos que pensar que al ser consumida en ayunas será bien aprovechada por nuestro cuerpo”, aclara la experta. 

Vaso de agua

“Siempre es bueno consumir agua y una buena idea es tomar un vaso en ayunas”, afirma la nutricionista. Un estudio de la Universidad de Medicina Charité de Berlín, realizado a mediados del año pasado, reveló que tomar ½ litro de agua en ayunas estimula el reflejo hepático, activa el sistema nervioso simpático y predispone el cuerpo a un mayor rendimiento físico y mental. 

“A muchas personas les ayuda a ir al baño, más que por un beneficio del agua en ayuno, es por el reflejo gastro-colónico, el que se activa cuando hay distensión estomacal, facilitando el vaciado intestinal”, comenta la especialista. 

Jugos verdes

“Si añadimos zumos de fruta y verdura cruda estamos aportando vitaminas y minerales como motor principal para comenzar el día”, asegura la nutricionista. También, “mejora nuestra digestión y metabolismo, además nuestra piel, cabello y uñas lucirán sanas”, dice la especialista. En ayunas ayudan a alcalinizar nuestro cuerpo, aportan fibra y nos mantienen hidratados. 

¿Cardio en ayunas? 

Hacer ejercicio en ayunas hará quemar más calorías al cuerpo de las que tiene en reserva, pues no se ha ingerido energía antes de comenzar a moverse, refiere Gutiérrez. “El problema con esta disciplina es que el cuerpo se ve sometido a un gran estrés y sobretrabajo para poder aportar la energía necesaria a los músculos sin dañarlos durante el ejercicio”, comenta. Y añade: "no es lo único. se pierde grasa”, asegura. 

No obstante es muy peligroso, sobre todo con pacientes con problemas metabólicos y con enfermedades de base como diabetes, hipertensión y colesterol alto, finaliza.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus