Paula Andrea Arce de Chamorro
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Muchos de nosotros tenemos en la memoria o aún podemos compartir la compañía y valiosa interacción con nuestros abuelos y abuelas. Realmente unos seres fascinantes que nos llenan de cariño o que nos enriquecen con las experiencias que día a día nos trasmiten.

En esta ocasión, quise dedicar el tema a ellos en vista del gran riesgo de compromiso nutricional que tienen con el paso de los años.

Conocemos que la alimentación y nutrición es muy importante en la etapa de desarrollo de las personas , sin embargo, no estamos muy claros de que en el ocaso de la vida este tema es igual de importante.

Desde los 40 años es necesario comenzar a hacer cambios en nuestra rutina de actividad física y alimentación, pues inicia una pérdida progresiva de la masa corporal que aumenta pasados los 60 años, esta masa muscular está en los músculos,  quiere decir que estos se van colocando más débiles y por esto los cambios que hagamos deben estar enfocados a mantener  fuerte este compartimiento del cuerpo que de cierta manera será el que va a permitir mantener un metabolismo activo , controlar los niveles de colesterol , triglicéridos y azúcar , facilitar el depósito de calcio en los huesos y favorecer la movilidad y fuerza muscular.

Qué estrategias podemos utilizar:

1. Mantener un consumo apropiado de proteínas: Las proteínas son los nutrientes que dan estructura a todo nuestro cuerpo y los aminoácidos que aportan se encargan de formar las fibras musculares . Luego de los 60 años es necesario consumir proteínas en cada tiempo de comida .

Recordemos que las proteínas se encuentran en el huevo , los lácteos , pollo , pescado , carne , cerdo y además en las leguminosas como el frijol , lenteja y garbanzo.

2. Establecer actividad física que fortalezca masa muscular: Con la edad, es necesario mantener los músculos fuertes y esto se logra también con ejercicio no solo de caminar sino de estimular el crecimiento de la masa muscular por tanto el yoga, pilates, las mancuernas , ejercicio de resistencia adecuado a la edad y capacidad física es indispensable.

3. Mantener niveles adecuados de Vitamina B 12 y Vitamina D: estas dos vitaminas son necesa1rias para el fortalecimiento y el adecuado funcionamiento de nuestros sistema nervioso y muscular. El consumo de vegetales verdes , carnes , lácteos , semillas y tomar un poco de sol son estrategias que se pueden utilizar para tener sus niveles óptimos.

4. Asegurar una ingesta alimenticia adecuada: Con la edad se puede perder calidad en la dentadura que dificulta la masticación, por esta razón, tener una buena salud oral es indispensable. Además se deben modificar las preparaciones de las comidas para asegurar que las texturas que tengan faciliten el proceso de masticado y deglución.

La alimentación sana y una adecuada actividad física son dos aspectos indispensables que se deben tener en cuenta para estar saludables en la adultez.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus