•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Si se hiciera un ranking de las enfermedades que más aquejan a las personas en nuestro país, la gastritis podría ocupar el tercer lugar según el criterio de la gastroenteróloga Martha Sequeira, después del llamado colon irritable y de las enfermedades virales como zika, chikungunya y dengue. Las causas sobre el desencadenamiento de la gastritis pueden ser múltiples, desde una bacteria, la más común es la Helicobacter pylori, hasta alguna situación que provoque hiperproducción de ácido clorhídrico, el cual es fundamental para la digestión de los alimentos.

Según explica la especialista, la gastritis es una inflamación del recubrimiento que protege el estómago. En cuanto a los tipos, la gastritis aguda implica una inflamación súbita y grave, mientras que la gastritis crónica implica una inflamación a largo plazo que puede durar años, de no ser tratada. La gastritis erosiva es una forma menos común del trastorno y típicamente no produce mucha inflamación, pero puede dar lugar a hemorragias y úlceras en el recubrimiento del estómago.

Causas

Cabe señalar que “el tabaquismo, estrés, consumo de comidas irritantes y bebidas alcohólicas, son hábitos que llevan a la inflamación de la mucosa gástrica”, manifiesta Sequeira. A estos hábitos desequilibrados hay que sumarle uno más, dice la experta, como lo es el empleo de medicamentos sin prescripción (analgésicos y antiácidos), cuyo consumo se ha convertido en un abuso, que por cierto les está pasando la cuenta de cobro a las mujeres: principales consumidoras de medicinas sin receta según un estudio realizado por la Organización Mundial de la Salud.

También es importante destacar que esta enfermedad no es ajena solo a las personas adultas. Incluso, la doctora  hace énfasis en que los adolescentes desde los 14 años están presentando síntomas de gastritis, fundamentalmente por sus malos hábitos alimenticios que incluyen excesos de comidas rápidas y gaseosas; principales enemigos de esta enfermedad.

Síntomas

Para reconocer si se está sufriendo de gastritis, los síntomas que avisan de esta enfermedad son: dolor en el lado izquierdo del abdomen, sensación de quemazón o ardor, náuseas, vómito, indigestión, pérdida de apetito y sensación de inflamación del abdomen. Ahora bien, si se padece de gastritis erosiva, pueden presentarse síntomas diferentes, entre ellos los siguientes: heces fecales negras y alquitranadas, y vómitos de sangre o de materia parecida al café molido. Para su diagnóstico, el médico hará una exploración física y abordará al paciente con preguntas acerca de sus síntomas y antecedentes familiares. El médico también podría recomendar una prueba de aliento, sangre o heces para detectar la H. pylori. Para poder observar lo que está sucediendo en el interior del cuerpo, el médico podría hacer una endoscopía para verificar si tiene una inflamación.

Tratamiento

Según refiere la gastroenteróloga, el tratamiento para la gastritis dependerá de la causa del trastorno. Si la gastritis fue provocada por medicamentos antiinflamatorios no estiroideos u otros fármacos, la solución es evitar tomarlos para aliviar los síntomas. Cuando la gastritis se presenta como consecuencia de la H. pylori, rutinariamente se trata con antibióticos que destruyen esta bacteria. Además de los antibióticos, se usan otros tipos diversos de medicamentos para tratar la gastritis. También, el médico puede recomendar el uso de antiácidos para lograr un alivio rápido del dolor de la gastritis. Estos medicamentos pueden neutralizar el ácido en el estómago. Sin embargo, algunos antiácidos pueden provocar diarrea o estreñimiento.

Mucho ojo

Si usted regularmente utiliza analgésicos tales como aspirina, Advil o Aleve, o si toma más de la dosis recomendada, puede desgastar el recubrimiento del estómago. Al tener el recubrimiento del estómago delgado o dañado se incrementa el riesgo de tener gastritis. Ser de edad avanzada también incrementa el riesgo. Esto se debe a que el recubrimiento del estómago se adelgaza de manera natural con la edad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus