Paula Andrea Arce de Chamorro
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Te llamó la atención el título, definitivamente creo que sí……muchos dicen que lo  rico engorda y lo  sano es horrible, así que lo ideal es buscar cómo ingerir alimentos sabrosos y de calidad, que permitan mantener un peso saludable o deshacernos de unas libritas.

Buenos propósitos y logros a largo plazo en cuestión de peso implican comer bien, disfrutar la comida y optimizar el consumo de calorías.

Leé con atención para que podás hacerlo:

1. Recordá que la alimentación debe ser variada:

Nuestro cuerpo tiene ciertos requerimientos de nutrientes para funcionar adecuadamente , los carbohidratos para obtener energía de forma rápida , las proteínas para poder construir tejidos , las grasas como fuente de energía  lenta y por supuesto, vitaminas y minerales para poder realizar todas estas funciones de forma exitosa. Si dejamos por fuera alguno de estos componentes estaremos generando carencias, lo ideal es consumirlos en proporciones adecuadas según los requerimientos de cada persona.

2. Todas las calorías cuentan:

Las calorías se encuentran en todos los alimentos, pero también las bebidas que consumimos, te recomiendo consumir calorías masticadas y no tomadas, pues el proceso de masticación de más plenitud y quita el hambre, por tanto, es importante comer sólidos y que las calorías estén en ellos y no en los líquidos.

3. Los nutrientes son indispensables:

Es necesario que las calorías provengan de alimentos que sean nutritivos. De qué sirven 350 calorías en un chocolate si podés ingerirlas en un sándwich o en gallopinto con queso (estos aportan más nutrientes de calidad).  El chocolate es rico, pero puedo buscar uno con menos calorías y que sea más puro y cuente como antioxidante y no como golosina.

4. Corregir los errores y cambiarlos por buenos hábitos:

Para establecer una vida sana es necesario querer hacerlo y ser congruente con esto, no puedo querer estar sano y comerme una fritanga completa semanalmente, la moderación es clave e identificar los errores que cometemos a la hora de comer es vital , dentro de estos, los más frecuentes y de mayor impacto son el exceso de bebidas dulces, de frituras, la exagerada proporción de harinas en el plato, el pobre consumo de vegetales , frutas y ensaladas , el consumo frecuente de preparaciones fritas, el abuso e ingesta indiscriminada de lácteos y quesos, la omisión de tiempos de comida y el exceso de bebidas alcohólicas.

5. Diseñar menús y meterte a la cocina:

Para comer sano y variado, es ideal que podás ordenar las opciones de comida en tu casa y variar las preparaciones, los tipos de carnes, los acompañantes y demás. Por esto, los menús son bien prácticos, además es de mucha utilidad comenzar a innovar algunas recetas para enriquecer y comer más sabroso y así los fines de semana aprovechás para practicar una o dos opciones nuevas en la semana.

Comer rico y sano es posible mientras sea una meta y luchés para alcanzarla.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus