•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con toda la revolución fitness y las nuevas disciplinas que se han incorporado en los entrenamientos funcionales, el saltar la cuerda se ha colocado como uno de los ejercicios más completos que existen.

Michael Olajide Jr., exboxeador de peso mediano y uno de los entrenadores más solicitados por las top models, señala en la revista Vogue que “al saltar la cuerda se mueve el cuerpo más rápido que en cualquier otro ejercicio y se logra subir el nivel metabólico hasta el tope”. Esto hace que se quemen más calorías y se pierda peso.

Técnica

Aunque saltar la cuerda es un ejercicio sencillo, este requiere cierta técnica. Marcos Vázquez, del blog Fitness Revolucionario, recomienda seguir los siguientes consejos  para que logrés resultados óptimos en la ejecución de este ejercicio: Mantené la cabeza recta y la mirada al frente, no mirés hacia abajo. El torso debe estar recto y las rodillas ligeramente dobladas. Tus codos cerca del cuerpo. Utilizá las muñecas para hacer girar la cuerda, no los brazos. Usá la parte delantera de los pies (metatarso) para impulsarte y para aterrizar y finalmente tené en cuenta que es suficiente con que saltés 3-4 cms.

¿Por qué debés saltar la cuerda? Estas son las razones que propone Vázquez:

Para ejecutarlo, el equipamiento que necesitás es muy básico, una cuerda de saltar y un poco de espacio. Requiere una importante coordinación entre tus pies y tus manos, por lo incrementa tu sistema propioceptivo, y te ayuda a desarrollar tus reflejos y tu equilibrio (sistema vestibular).
Impulsa a desarrollar masa ósea; los constantes saltos generan estrés en tus huesos y terminan obligando a tu cuerpo a fortalecer su estructura ósea. Saltar cuerda es más eficiente para prevenir la osteoporosis que tomar complementos de calcio.

Los incesantes saltos ayudan a desarrollar la agilidad de tus músculos, y por tanto la capacidad ‘explosiva’ o potencia de tus piernas.

Es un ejercicio de cuerpo entero, que trabaja muchos músculos de manera simultánea: Brazos, hombros (deltoides) y espalda. Usá una cuerda más pesada y el esfuerzo de tu cuerpo superior será todavía mayor.

Saltar cuerda requiere coordinación y equilibrio, para lo cual se disparan los músculos abdominales, lumbares y músculos de la cadera.

Y por supuesto los músculos de las piernas: gemelos, muslos, glúteos y otros músculos estabilizadores más pequeños.

Es un poderoso ejercicio aeróbico, por lo que fortalece también tu músculo más importante, el corazón.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus