•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 14 de noviembre se celebra el Día Mundial contra la Diabetes. Se escogió esta fecha siendo el aniversario de Frederick Banting quien, junto con Charles Best, concibió la idea que les conduciría al descubrimiento de la insulina, en octubre de 1921. 

El Día Mundial de la Diabetes (DMD) es la campaña de concienciación sobre la diabetes más importante del mundo. Fue instaurado por la Federación Internacional de Diabetes (FID) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1991, como respuesta al alarmante aumento de los casos de diabetes en el mundo. 

Por ello, hoy hablaremos de cómo el consumo de la leche y sus derivados puede ser un buen aliado cuando de combatir la diabetes se trata.

La leche posee vitaminas, proteínas y minerales que nos ayudan al buen funcionamiento de nuestro organismo. También es importante que conozcamos que, de acuerdo con diferentes estudios, el consumo de productos lácteos como la leche, yogures y queso está asociado con una reducción de padecer diabetes tipo 2.

Esta enfermedad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se origina “en la incapacidad del cuerpo para utilizar eficazmente la insulina (hormona que regula el nivel de azúcar o glucosa en la sangre), lo que a menudo es consecuencia del exceso de peso o la inactividad física”. 

De acuerdo con la OMS, la diabetes tipo 2 es más frecuente que el tipo 1, que no puede prevenirse y que se presenta cuando el organismo no produce insulina; o la diabetes gestacional, caracterizada por la hiperglucemia, que se registra durante el embarazo. La diabetes afectaba, hasta el año 2014 a más de 422 millones de personas en el mundo, de acuerdo con la OMS.

Un estudio del American Journal of Clinical Nutrition examinó la asociación entre el consumo de lácteos y la disminución del riesgo de padecer diabetes tipo 2 en adultos sanos. Se realizaron pruebas de dosis-respuesta para lácteos altos y bajos en grasa, con diferentes tipos de leche, cremas, helados y productos fermentados de lácteos, como el yogur. Los resultados incluyeron 22 estudios donde participaron 579,832 adultos y 43,118 pacientes ya diagnosticados con diabetes tipo 2, y se concluyó que el consumo de productos lácteos (lácteos totales, lácteos bajos en grasa, helado y particularmente yogur) está inversamente asociado con el riesgo de padecer diabetes tipo 2, especialmente en la ingesta de yogur y teniendo una dosis-respuesta a mayor consumo mayor reducción de riesgo. El resto de los lácteos no se asoció ni positiva ni negativamente.

El Día Mundial de la Diabetes es una muy buena ocasión para recordar que la diabetes tipo 2 se puede prevenir con una alimentación sana y balanceada, que puede incluir productos lácteos y con la práctica de cuando menos 30 minutos diarios de actividad física vigorosa.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus