•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Flexiones, pechadas, lagartijas o push-up's, no importa el término que utilicés para referirte a este ejercicio, ya que dentro del mundo fitness es uno de los ejercicios más efectivo que existen para tonificar la parte superior del cuerpo. Es tan completo que es la prueba reina para medir la fuerza y potencia que tenés como individuo.

¿Qué son los push-up's?

De acuerdo al blog fitness Freeletics, el término push-up’s proviene de la simple descripción del movimiento que se realiza: te empujás hacia arriba. En la posición incial, estás tumbado boca abajo, con los brazos flexionados y las palmas de las manos en el suelo, a la altura del pecho.

Con el torso y las piernas en tensión, los brazos levantan el cuerpo completo hasta que están completamente extendidos. Posterior, de forma controlada, tu cuerpo baja hasta que el pecho toca de nuevo el suelo. Durante estos movimientos los hombros, las caderas y los talones forman una línea recta.

¿Qué músculos trabajas?

Pese a que tus brazos llevan a cabo el movimiento, los push-up's son, sin duda, un ejercicio de pecho. La fuerza viene principalmente de los músculos pectorales: el pectoral mayor y el menor.

Aunque también de los músculos de los brazos y de los hombros, en especial de los deltoides y de los tríceps, que son los responsables del estiramiento de los brazos. Freeletics explica que los push-up's pueden hacer aún más: la musculatura de tu tronco, en concreto, el músculo extensor de la espalda y el músculo recto del abdomen, están involucrados, pues proporcionan la tensión necesaria al cuerpo. Los glúteos y los músculos delanteros del muslo, así como algunos músculos auxiliares más pequeños de la zona superior de la espalda también realizan un trabajo de apoyo.

Incluir este simple ejercicio, en el que aguantás tu propio peso corporal, en tu rutina de ejercicios, no es solo una manera de ganar fuerza, pues cada vez que levantás tu cuerpo del piso, estás proporcionándole beneficios estupendos a tu salud. Aquí tres de ellos que propone la revista Muy Fitness.

Músculos fuertes y sanos

Sin pesas, ni mancuernas. El fin corporal de este ejercicio es el fortalecimiento muscular, incluyendo tus pectorales, deltoides, tríceps, bíceps, abdominales, oblicuos, cuádriceps y los músculos erectores de la columna. Aunque el notable crecimiento no lo notarás justo después de una sesión de entrenamiento, con constancia y esfuerzo tu cuerpo se sentirá más fuerte con el tiempo.

Quemás calorías

Aunque es incierta la cantidad de peso que podrías perder haciendo solamente lagartijas, este ejercicio puede contribuir a alcanzar tu objetivo de pérdida de peso. Sin embargo, el beneficio añadido es su capacidad para poner en marcha tu tasa metabólica basal, que produce el aumento en la quema de calorías durante todo el día, y los push-up’s son una manera fácil de añadir el entrenamiento de fuerza a tu rutina de ejercicio.

Mente y cuerpo saludables

Los ejercicios de entrenamiento de fuerza, como las planchas, pueden mejorar tu flexibilidad, aumentar tu resistencia, limitar las molestias de condiciones médicas actuales, fortalecer tu corazón, mejorar la densidad ósea y facilitar los movimientos cotidianos. Y es mientras desarrollas un cuerpo físico, cuando podés notar un aumento en tu confianza y autoestima.

Gradual y constante es mejor

Aunque por sus numerosos beneficios resulte tentador realizar este ejercicio, el entrenamiento de fuerza frecuente puede conducir al sobrentrenamiento y a padecer dolor muscular. Lo recomendable es que combines los pushups’s con ejercicios que también trabajen tus otros músculos y articulaciones, dándoles al menos dos días para recuperar su vitalidad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus