Paula Andrea Arce de Chamorro
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ya arrancó una de las fiestas típicas más lindas de nuestra Nicaragua , la celebración de la novena a la virgen y con ella el rezo de las purísimas.

Como muchas de las celebraciones viene acompañada de una gastronomía muy particular y diversos platillos que debemos consumir con moderación para poder mantenernos saludables.

Comparto hoy algunas estrategias para mantenerse saludable en esta celebración:

1. Llega sin hambre

En esta novena siempre se acostumbra comer algo , bien sea un platillo formal o varios bocadillos de distinto tipo , si llegas con hambre a la purísima es posible que quieras comer todo lo que te dan, así que para evitar la tentación, es mejor llegar saciado para poder controlar mejor el deseo de querer comer.

2. Prefiere las frutas 

Es típico que en esta época durante la Purísima se repartan frutas, disfruta los bananos , el limón dulce que es típico de esta temporada, la caña, las ensaladas de frutas , recordemos que estas aportan vitaminas, antioxidantes y son fuente de azúcar natural que nos brinda energía.

3. Evita o consume poco del cacao y las bebidas dulces

Las bebidas típicas de esta época ( cacao y chicha) como muchas otras en nuestro país tienen un gran contenido de dulce, es por esto que debes controlar la cantidad que vayas a ingerir y para esto es necesario disminuir la frecuencia y tomar una porción pequeña con mucho hielo para calmar el antojo. El exceso de bebidas dulces incrementa las calorías que consumimos.

4. Comparte y reparte 

Es frecuente que durante esta celebración recibamos más de las cosas que podemos comer, por tanto guardar, llevar a casa para compartir lo que nos dieron, regalar a quienes no han asistido o de pronto a quien lo necesita es una buena manera de llevar nuestra solidaridad y cariño a otras personas.

5. Moderación

En algunos casos lo que nos dan en las purísimas según la costumbre de cada familia es una pequeña porción de algún platillo típico que varía desde arroz a la valenciana, indio viejo o cualquier invento que pueda ocurrirse al anfitrión . De todo esto comer una pequeña porción es indispensable y además si no alcanza a saciarte lo suficiente, complementar con tu comida saludable haciendo los ajustes para compensar los extras de alguna manera es una buena estrategia.

Recibe solo lo que vas a comer y quitate el antojo con una o dos cajetas, son dulces que se disfrutan en esta época y que aportan mucha azúcar por tanto es importante controlar la cantidad que consumimos.

No solo el peso debe animarnos a ser selectivos durante la Purísima, también deben serlo las enfermedades como la diabetes, las alteraciones en el nivel de triglicéridos y además el hígado graso. En estos tres casos, el control del consumo de azúcar es clave y por tanto evitar el exceso de la misma es una herramienta para un buen control.

¡¡¡Disfruta las purísimas tomando las mejores decisiones!!!

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus