•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La salud, el peso ideal y la belleza corporal se alcanzan cuando se tiene una sana digestión, debido a la obtención de nutrientes y calorías indispensables para nuestro organismo.

De acuerdo a la especialista en nutrición clínica Teresa Cano de Eslaquit,  este proceso empieza desde la boca, “cuando se descomponen las moléculas de los alimentos por la acción de la hidrolisis”. Este proceso, refiere Cano, se vuelve más simple gracias a la ayuda de las enzimas estomacales y duodenales, páncreas, hígado y bilis.

“Es por ello, que gracias a las enzimas no necesitamos temperaturas elevadas y otros productos donde se eliminarían los nutrientes. Sin la digestión química, el organismo no podría aprovechar los alimentos. Por todo esto la importancia que tiene una buena digestión es fundamentalmente,  porque sin ella nos privamos de los nutrientes de los alimentos y permitimos la putrefacción y descomposición, que son los causales de muchas enfermedades como las caries, la diarrea, el estreñimiento, las úlceras pépticas, el apendicitis y la gastroenteritis, por eso se dice que somos lo que comemos”, sostiene la especialista.

Le pedimos a la doctora que nos recomendara algunas pautas para mejorar la digestión, y aquí te las compartimos en 10 sencillas claves que podés adoptar.

1 Masticá bien los alimentos, porque si no se dificultará la digestión. Comer en un ambiente relajado y tranquilo. Ingerir sentados, en buena posición y con ropa cómoda para evitar presionar el exceso de abdomen, así la digestión será más sencilla para el estómago.

2 No olvidés hacer ejercicio de forma regular o al menos cinco veces por semana.

3 Evitá las bebidas gaseosas durante las comidas.  La mejor bebida es el agua dos o tres litros al día. Cuando terminés de comer evitá realizar ejercicios intensos, limitaría la digestión.

4 Cená pronto y algo ligero. Lo mejor para nuestro cuerpo es que dejés pasar al menos dos horas antes de dormir.

5 Hacé entre cuatro y cinco comidas no muy abundantes a lo largo del día. El proceso de digestión es algo lento, por lo que si comés muy de prisa, no conseguirás digerir bien los alimentos y te sentirás hinchado.

6 Consumí alimentos, cuya base sea la fermentación, como el yogur  natural, por ejemplo, puede  ser a diario. Preferir aquellos que son integrales  por encima de las harinas. Consumir siempre alimentos naturales, asimismo, evitar los alimentos de origen artificial y los grasosos.

7 Evitá fumar y las bebidas alcohólicas al mínimo: una copa de vino tinto al día es sano para el corazón, ½ copa para las mujeres.

8 Comé siempre más o menos a la misma hora, así nuestro cuerpo se habituará a la rutina.

9 Comenzá el día con un buen desayuno, que contenga un lácteo, una pieza de fruta, algo de cereales y una proteína.

10 Ingerí alimentos ricos en fibra como las frutas y verduras. De preferencia consumir alimentos frescos, no recalentarlos después de varios días.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus