•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ya comenzamos a sentir los calores del verano y debemos por esto implementar algunas estrategias para que nuestro organismo se mantenga saludable durante las oleadas de calor.

Aparte de tener una buena hidratación con bebidas sin azúcar o con poco contenido de ella debemos reforzar  de forma rutinaria el consumo de frutas, ya que estas nos aportan agua, vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra, las que de alguna manera nos mantienen hidratados y ayudan a que nuestro cuerpo conserve el equilibrio que puede perder con el calor y la sudoración excesiva. Por otro lado, favorece que nuestra piel pueda resistir de forma más adecuada el daño ocasionado por los rayos solares.

Ten en cuenta esta información por disfrutar de una manera diferente de las frutas de la temporada:

Níspero: aparte de su dulzor tiene gran cantidad de fibra soluble que interviene en el buen funcionamiento del intestino, por otra parte posee pectina que ayuda a evitar la absorción del colesterol  y aporta grandes cantidades de vitamina A y vitamina C que participan en múltiples funciones del organismo y sirven como antioxidantes.

Sandía: es una fruta que tiene gran porcentaje de agua , por lo que ayuda a mantener una buena hidratación, además posee licopenos que hacen la función de antioxidante, tiene gran cantidad de vitamina B6 por lo que ayuda en la energía y vitalidad, es importante conocer que tiene funciones antiinflamatorias.

Mango: Es una fruta que aporta gran cantidad de fibra importante para la buena salud intestinal. El mango tiene gran cantidad de potasio que es muy saludable para la  salud cardiovascular. Curiosamente es fuente de vitamina K y por otro lado las hojas del árbol de mango aportan árnica que es un excelente analgésico.

Jocotes: esta fruta es excelente fuente de vitamina C y por tanto antioxidante y fortalecedora del sistema inmunológico, en su cáscara tiene sustancias que ayudan a eliminar el cólico o espasmo abdominal.

Naranja: la naranja es una muy buena fuente de fibra, además aporta gran cantidad de vitamina C, por otro lado es rica en potasio y disfrutar de su sabor dulce ácido es refrescante en esta época de gran calor.

Las frutas deben consumirse dos a tres veces al día, bien sea acompañando el desayuno como meriendas o postre.

En este verano pueden ser muy útiles para disfrutar en los viajes al río y a la playa, siempre teniendo la precaución de lavar muy bien las manos y la cara luego de haberlas consumido, pues las ricas en vitamina C con el sol generan manchas negras en la piel.

Es importante destacar que es mucho más saludable las frutas al natural y en ensalada, que hechas en jugos o pasadas por procesador, ya que de esta forma se aprovecha mejor el beneficio que aportan y podemos beneficiarnos del control adecuado de los niveles de glucosa, triglicéridos y la disminución de peso.

Disfruta el verano consumiendo frutas saludables.