•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A la doctora  Tania Teller le encantan los niños, a tal punto que inicialmente pensó estudiar pediatría, pero cuando conoció el amplio campo de la dermatología quedó fascinada con esta carrera y se animó a realizar el examen de clasificación, quedando el estudio de la piel en su primera opción.

De madre mexicana y padre nicaragüense, Tania Teller de León es una joven dermatóloga que se abre campo en el mundo de cosmiatría,  técnica que está ligada al rejuvenecimiento  facial sin cirugía, una rama de la dermatología muy  de moda, a la que recurren muchas personas que quieren verse joven sin correr los riesgos de una cirugía estética.

La doctora Teller de León estudió Medicina general en la UNAN-Managua y su especialidad la  hizo en el Centro Nacional de Dermatología de esta capital. Actualmente trabaja como especialista en la Clínica Dermatológica Modermis.

¿Qué tipo de atención es la que más le demandan sus pacientes?

En adolescentes lo que más veo es acné, porque es lo que más les preocupa, en las personas adultas es tratar el rejuvenecimiento, sin cirugía, tratar de darle una luminosidad a su rostro mediante la aplicación de toxinas,  de ácidos hialurónicos y ciertas cirugías , por ejemplo lunares  con características precancerígenas, incluso lunares con características de cáncer.

El objetivo es hacer una medicina preventiva, porque lamentablemente en Nicaragua tenemos una medicina curativa y creo que nosotros debemos informar y educar a cada paciente para que podamos hacer una medicina preventiva, que le ahorraría recursos al paciente y al Ministerio de salud.

¿Qué ha sido lo más difícil que ha enfrentado para llegar hasta donde ha llegado?

Cuando uno es relativamente joven, los médicos de mayor experiencia, precisamente por la falta de experiencia que tenemos, a veces  ellos lo asocian con falta de  conocimiento y me pasó mucho a mí.  Cuando empecé a trabajar como dermatóloga,  cómo me miraban muy joven, a veces dudaban de mi diagnóstico, entonces,  querer imponer mis conocimientos y decir ´esto es,  hagamos determinado procedimiento y les  voy a demostrar que lo que el paciente tiene es esto´, realmente fue difícil, uno, creo que por ser mujer y dos, porque me miraban muy joven, la verdad,  soy come años nada más.

¿Qué es el peeling químico?

El peeling realmente es una exfoliación de la piel y esto lo podemos tener en dos vías, el peeling químico que son sustancias químicas que nosotros usamos para el acné, usamos un peeling para el melasma, que son las manchas que le salen a la mujer y al hombre por las radiaciones solares, peeling para rejuvenecimiento, para que la piel se vea fresca, peeling de hidratación y todos esos son diferentes sustancias químicas que podemos usar para llegar a tener un objetivo médico.

Dentro de esos peeling de exfoliación de la piel está la microdermoabrasión, que es un peeling de manera mecánica, y la finalidad del peeling mecánico, que se lo pueden hacer todas las personas,  es simplemente una exfoliación  de la piel para ayudar a hacer una renovación celular, lo más profundo posible, para que el paciente sienta esa sensación sedosa, parece que le lijamos literalmente la piel cuando se hace una microdermoabrasión, en síntesis, se le quita todas las células muertas y simulamos la formación de colágenos y elastina que hay a nivel de la piel y el paciente ve el cambio después de hacerse el tratamiento, advierte la doctora.

¿Y el bótox?

Es una toxina botulínica, lo que hace es parálisis muscular,  sobre todo  se usa en la parte superior de la cara y lo único que hace es que nos paraliza el músculo para que cuando nosotros hagamos ciertos gestos con la cara no se nos marquen, no se nos hagan las arrugas. El bótox a cierta edad adecuada lo que va a hacer es prevenir las futuras arrugas y cuando las arrugan estén marcadas,  hace que no se sigan profundizando.

¿Qué es lo que más le demanda la población?

La población lo que más se hace son peeling químico, exfoliación y toxina, también aplicación de ácido hialurónico, que es para mejorar los surcos, todo aquello que es muy hundido, se rellena con ácido hialurónico para darle una apariencia mucho más joven.

¿Cuánto tiempo duran los efectos?

Depende del tipo, la microdermoabrasión yo se la recomiendo a los pacientes estándar, con una piel relativamente  normal, una vez al mes,  en cuanto a la toxina botulínica, su duración es según la marca comercial, que son 6 meses, pero he tenido la experiencia  que cuando el paciente  se pone toxina por primera vez dura hasta 9 o 10 meses, después el músculo vuelve a la normalidad.

¿Qué porcentaje de varones vienen en relación con las mujeres?

Eso es algo que a mí me llama la atención, porque cuando hablamos de dermatología, de la parte cosmética o cosmeatria, vienen más pacientes varones, increíblemente se cuidan más los varones que las mujeres, entonces tengo más pacientes hombres que mujeres, mucho más.