•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando las dietas hipocalóricas fracasan, puede existir una alteración ovárica que justifique la dificultad para bajar de peso, y se trata de la poliquistosis ovárica. Este trastorno se origina en una alteración hormonal del ovario que le impide ovular normalmente. Así, cada mes se forman numerosos folículos que empiezan a crecer pero ninguno logra madurar y liberar un óvulo. En la ecografía dichos folículos se ven como pequeños quistes. 

El diagnóstico de la paciente se puede basar en el ritmo menstrual, es muy frecuente que las mujeres con poliquistosis ovárica menstrúen en forma irregular. Generalmente el período se atrasa o falta varias veces al año, aunque también pueden menstruar regularmente. Otro factor determinante es la distribución del vello. La mujer puede tener vello en zonas no habituales como en el mentón, la barbilla, el rostro, el tórax y la espalda. La afectada suele tener sobrepeso u obesidad.

Dificultad para bajar

La dificultad del ovario para funcionar bien induce una resistencia a la insulina. Esta hormona es secretada por el páncreas y tiene dos funciones fundamentales:   estimular el ingreso de la glucosa a las células y formar tejidos, sobre todo grasa (función anabólica). Como se produce una resistencia a la insulina, esta es secretada en mayor cantidad para poder mantener un nivel de azúcar en sangre normal. Adicionalmente se produce un aumento del anabolismo por lo que se genera más grasa en el cuerpo. De esta manera, aunque la mujer haga una dieta baja en calorías, esta hormona no permite que disminuya la grasa corporal, por lo que perder peso resulta muy difícil.

Tratamiento

El tratamiento de la poliquistosis ovárica abarca varios pasos. Uno de ellos es inhibir el proceso ovulatorio para mejorar y proteger el ovario. Esto se logra con anticonceptivos orales. Suele utilizarse aquellos con Drospirenona ya que esta sustancia disminuye el vello anormal y la retención de líquidos ayudando a la disminución de peso debida a la retención de líquidos.

Se recomienda hacer ejercicio físico anaeróbico adecuado en forma habitual, el cual ayudará a disminuir la secreción de insulina. Para ayudar el ingreso de los azúcares a las células, algunos médicos recomendarán el fármaco Metformina. Por último, una vez instalado el tratamiento anterior, una dieta saludable y balanceada suele producir el descenso de peso necesario.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus