•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Francisco Frixione quizás hoy sería un abogado detrás de un escritorio, lleno de documentos, papeles sellados y actas listas para llevar a los juzgados de Managua,  porque él pensaba seguir  los pasos de su papá, quien fue un reconocido litigante capitalino. Pero fue su propio progenitor quien le aconsejó que mejor estudiara Medicina, porque esta carrera tenía más futuro y le recordó que como político había tenido muchos problemas, sobre todo en el exilio, donde no podía trabajar como abogado porque las leyes son diferentes en cada país, en cambio, la Medicina no tenía fronteras  y siguió su consejo.

Francisco Frixione Miranda nació en Managua en 1950, estudió Medicina General en la universidad de La Salle, de México, hizo su internado rotatorio en Costa Rica y luego regresó al país azteca a realizar su servicio social para obtener su título de médico.

Pero cuando Frixione regresó al país, encontró que el Ministerio de Salud exigía que todos los graduados fuera  del país tenían que cumplir  un año de servicio social en Nicaragua para poderse registrar, autenticar  y ejercer la profesión, por lo que tuvo que cumplir otro año de servicio social.

La Revolución Sandinista lo sorprendió trabajando en la Costa Caribe y de ahí fue trasladado a Managua, donde  inició  su residencia de cirugía general en el hospital Berta Calderón, posteriormente  pasó al hospital Lenín Fonseca, donde hizo la especialidad de Urología y trabajó como especialista, hasta que en 1987 obtuvo una beca para estudiar una subespecialización en el hospital Necker, de París, Francia, donde cursó estudios de Urología Pediátrica.

De regreso en Nicaragua, el doctor Frixione laboró por varios años en el Hospital Bautista y en La Mascota, hasta que en 2004 pasó a trabajar al hospital Metropolitano Vivian Pellas, donde actualmente atiende a sus pacientes. 

¿Cuáles son las tres principales causas de consulta?

Una es el hombre que se quiere hacer el chequeo urológico prostático, porque ya las personas saben que a partir de los 40 años hay que chequearse la próstata pensando y descartando la posibilidad de una neoplasia, es decir cáncer. Otras consultas son por infecciones urinarias, tanto en hombres como en mujeres, pero más en las mujeres que en los hombres.

Una tercera causa de consulta son los cálculos renales,  es decir la litiasis renal. La litiasis en el árbol urinario es otra de las causas más frecuentes aquí y en todos los hospitales.

¿Qué tanta incidencia existe de cáncer de próstata?

Últimamente, los estudios señalan que no solo es un cáncer de los hombres maduros o viejos por decir así, sino que en muchas ocasiones se pueden encontrar en hombres jóvenes células cancerosas, es decir,  el chequeo  anual periódico es obligatorio, tiene que hacerse uso de todo el armamento, la exploración rectal digital de la próstata es un procedimiento que el urólogo tiene que desarrollar para poder descartar la neoplasia o cáncer en los hombres.

¿Existe renuencia de los hombres a hacerse el tacto rectal?

El tacto rectal es imprescindible, todo hombre que va a ser chequeado para descartar un problema prostático  tiene  que pasar por la exploración rectal, que no se puede obviar, es decir,  los métodos modernos de ultrasonido, resonancia magnética, tomografía, el famosos PSA,  son de ayuda, son complementarios, es decir,  todos se tienen que hacer.

¿Han aumentado los casos de cáncer de próstata? 

Yo creo que ha habido un aumento, el motivo es que con el advenimiento de nuevos métodos  y técnicas para hacer escrutinio y descartar un problema de cáncer de cualquier lado, ahora se diagnostica con más frecuencia, porque anteriormente cánceres que no se descubrían ahora los podemos encontrar y estudiar. Se sabe que a medida que el paciente va aumentando su edad cronológica,  las posibilidades de tener  un problema canceroso van en aumento.   Además, existen los factores de herencia, si alguien en la familia tuvo cáncer de próstata,  aumentan las posibilidades de tener cáncer de próstata. Se ha visto que la incidencia de cáncer de próstata en los países asiáticos es menor y esto se ha asociado a que ellos consumen menos grasa animal, su dieta es más sana, consumen más vegetales, frutas y legumbres, en cambio en occidente somos más carnívoros.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus