•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Existe una relación entre la diabetes y las enfermedades en las encías. La enfermedad periodontal es el problema dental más común que afecta a los diabéticos, determina el endodoncista Tomás Argüello Gutiérrez, de Odontocare Grupo Dental. El especialista comenta que con el aumento de la edad, el pobre (o mal) control de azúcar en la sangre aumenta el riesgo de problemas de las encías. “De hecho, las personas con diabetes están en un mayor riesgo de problemas de las encías, debido a un control de azúcar en la sangre, pobre”, expresa Argüello. 

Al igual que con todas las infecciones, el doctor señala que la enfermedad grave de las encías puede hacer que el azúcar en la sangre aumente, lo que provoca que la diabetes sea más difícil de controlar, porque son más susceptibles a las infecciones y son menos capaces de combatir las bacterias que invaden las encías. 

Enfermedades 

Entre las enfermedades bucales a las que los pacientes diabéticos son más susceptibles, el doctor señala: gingivitis (encías insalubres o inflamadas), periodontitis - enfermedad de las encías que puede variar de leve a grave; aftas (micosis), que es el crecimiento de un hongo natural que el cuerpo no puede controlar; boca seca (xerostomía), que es la falta de saliva en la boca, lo que aumenta su riesgo de caries y enfermedades de las encías; y quemazón oral, una sensación de ardor en la boca causada por niveles de glucosa en la sangre incontrolados. 

¿Por qué son propensos?

La glucosa está presente en la saliva, el líquido en la boca que lo hace húmedo. Cuando la diabetes no se controla, los niveles altos de glucosa en su saliva ayudan a que crezcan bacterias dañinas. Estas bacterias se combinan con los alimentos para formar una película suave y pegajosa llamada placa. La placa también proviene de comer alimentos que contienen azúcares o almidones. Algunos tipos de placa causan caries o cavidades dentales; otros tipos de placa causan enfermedad de las encías y mal aliento.

Al momento de la valoración, el endodoncista manifiesta que es importante que el paciente comunique a su odontólogo que padece de diabetes, e insta a que también mantengan una comunicación estrecha con su médico, a fin de que este les pueda orientar sobre la mejor manera de cuidar su glucosa en la sangre durante el trabajo dental, ya que esto les ayudará a mantener los niveles de glucosa óptimos.

Además expone la situación de que es posible que el paciente esté tomando un medicamento para la diabetes que puede causar baja glucemia, también llamada hipoglucemia. “Si toma insulina u otros medicamentos para la diabetes, es importante realizarlo como de costumbre antes de visitar al dentista al igual que ingerir alimento y mantenerse hidratado al visitar al dentista.  Existen procedimientos que tengan que posponerse en algunos trabajos  dentales que no sea de emergencia si su glucosa en la sangre no está bajo control”, dice Argüello.

En caso de que el paciente necesite cirugía oral, la diabetes, especialmente si está mal controlada, puede complicar la cirugía oral. La diabetes retarda la curación y aumenta el riesgo de infección. Sus niveles de azúcar en la sangre también pueden ser más difíciles de controlar después de la cirugía oral.

Todas las infecciones de la boca pueden ser un terrible punto de entrada al torrente sanguíneo de afecciones causadas por bacterias, que podrían poner en riesgo la salud todavía más al descubierto, para reducir los riesgos, las personas con diabetes deben tener visitas dentales regulares. “Se sugiere que el tratamiento de la enfermedad de las encías puede ayudar a mejorar el control de azúcar en la sangre en pacientes que viven con diabetes, disminuyendo la progresión de la enfermedad. Practicar una buena higiene bucal y tener limpiezas profundas”, es lo ideal en estos casos.

En caso de que el paciente fume, el doctor recomienda que deje el cigarrillo, porque esto ocasiona una reducción del flujo sanguíneo causando una vasoconstricción. Fumar aumenta sus posibilidades de contraer enfermedades de las encías, cánceres de la garganta y de la boca, e infecciones fúngicas orales. Fumar también decolora los dientes y hace que su aliento huela mal.

Alertas

Ante anomalías en la salud oral, como el tener menos saliva, cuya sensación es que la boca se sienta seca, lo cual puede manifestarse a causa de ciertos medicamentos, hace al paciente sea propenso a contraer caries, debido a que la saliva protege los dientes. Además, las encías pueden inflamarse y sangrar a menudo (gingivitis). La diabetes puede generar problemas como probar la comida, el paciente puede experimentar cicatrización retardada de heridas y ser susceptible a las infecciones dentro de su boca. Para los niños con diabetes, los dientes pueden entrar en erupción a una edad más temprana.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus