•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hablar de la glándula tiroides y los efectos que produce en el organismo, la alteración de la función de la misma implica enfrentarse a una amplia sintomatología ante la cual los médicos deben estar alerta, debido a que puede confundirse con otras patologías.

La doctora Ana Verónica Ortega, médico internista, diabetóloga y estudiante de nutrición, señala que los médicos deben estar en la búsqueda activa e intencionada del hipotiroidismo, pues aproximadamente 300 mil personas lo padecen y no lo saben porque “hay un hipotiroidismo con muchas manifestaciones y otro subclínico que anda ahí con síntomas parecidos a otros padecimientos, por eso la gente anda creyendo que tiene otras enfermedades cuando en realidad anda baja la función de la tiroides”.

Asimismo, la doctora explicó que la tiroides produce la hormona tiroidea que actúa en todo el organismo para “mantener el metabolismo adecuado, para usar la energía de manera correcta para caminar, correr, para que el corazón se contraiga, para todo, desde la procreación, la menstruación o el deseo sexual”.

Según la especialista, cuando se disminuye la producción de estas hormonas los síntomas pueden aparecer en el pelo y en las uñas.

“El pelo se vuelve quebradizo, la piel se pone un poco seca, bastante sensible, las uñas quebradizas y las amas de casa creen que la pintura de uñas le hizo daño o que fue el cloro o el desinfectante, pues las manos se ponen amarillas, se pierde el extremo distal de las cejas, hay retención de líquidos, esos son síntomas que pueden confundirse con otra enfermedad”, explicó.

Pero esas no son las únicas manifestaciones, ya que la doctora indica que el estado cognitivo también se ve alterado con alteraciones de  la capacidad de pensar, de meditar y conversar coherentemente, la persona empieza a olvidar dónde dejó sus llaves, no se acuerdan lo que les acaban de decir, tienen dificultad para captar y retener las cosas.

Niños

Es importante resaltar que la doctora manifiesta que no hay edad para sufrir hipotiroidismo, pues puede empezar a desarrollarse desde que el niño está en el útero de la madre porque si la mamá es hipotiroidea se va a ver afectado porque es ella la que le tiene que aportar dicha hormona, y como ella no tiene suficiente el bebé ya viene con un déficit, todos sus órganos se forman pero sus funciones cerebrales vienen mermadas. Normalmente el TSH se le toma a todo niño que nace y a las embarazadas con factores de riesgo se les hace sus pruebas durante el período de gestación.

“Entre los síntomas nos encontramos con niños que nacen con menor cantidad de hormonas tiroideas y son hipoactivos, no juegan como los otros niños, casi siempre están tristes, en la escuela se les dificulta el aprendizaje, les cuesta memorizar, pueden perder grados, no crean que son niños quietos, sino que hay que prestarles atención, porque insisto en que no hay edad para padecer hipotiroidismo”, especificó la doctora Ortega.

Por otro lado, asegura que las personas con hipotiroidismo pueden presentar datos de depresión, no tienen interés por arreglarse, en fin, pierden el interés por la vida.

“Se duermen, sufren fatiga fácil, estreñimiento, decaimiento, estas son condiciones bien específicas que no dicen nada, por eso hay que estar en la búsqueda activa e intencionada, es importante decir que puede haber aumento de peso, la cara se le pone redonda, no es proporcional lo que come con el aumento de peso, el desorden hormonal hace que se coloque una sustancia como gelatina debajo de la piel”, continuó.

Diagnóstico

La especialista considera que el médico debe investigar y aclaró que el diagnóstico es bastante sencillo, solo se hace el examen llamado TSH y si está alterado hablamos de hipotiroidismo.

La doctora también dijo que una vez se diagnostica no hay que caer en  preocupación porque  aunque es una enfermedad crónica se puede resolver con tratamiento, se toma una hormona para restituir la que no produce la glándula que  es Eutirox, la cual el doctor va graduando según los niveles que presente el paciente y una vez que se estabiliza se establece la cantidad necesaria.

Extirpación de la tiroides

La doctora Ortega apunta que se puede llegar a quitar cuando aparece el hipertiroidismo, que al igual que el hipotiroidismo puede tener un origen inmunológico.

“Cuando el organismo comienza a actuar contra sí mismo y la glándula comienza a actuar contra ella misma se libera una sustancia que estimula a la tiroides porque la inflama y cuando hay hipertiroidismo la persona está sensible, llora por cualquier cosa, se pone irritada, sufre de calor. Esa glándula comienza a liberar esa sustancia y se le da tratamiento tomado para aplacar esta hormona si el crecimiento de la glándula es mucho se le estabiliza y se le quita porque no se pudo resolver con fármacos”, acotó.

Finalmente, la doctora recomienda acudir con el especialista, realizarse las pruebas correspondientes y seguir el tratamiento.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus