•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A todos nos gusta sonreír y mostrar una sonrisa  amplia, limpia y bonita. Los cuidados dentales, que van desde el correcto cepillado de dientes hasta el cumplimiento con la visita al odontólogo cada seis meses, son claves para que nuestra salud y estética bucodental se conserven en óptimas condiciones. Claro está que la meta que tenemos todos es preservar nuestras piezas dentales intactas y completas. Sin embargo, el panorama varía para cada persona que, en función de los cuidados bucodentales que implemente, el estado de su dentadura lo reflejará.

De acuerdo con el odontólogo Ernesto Chamorro, especialista en odontología restaurativa e implantes en Odontocare Grupo Dental, en la mayoría de los casos la pérdida de dientes se debe a la alta incidencia de caries dental y a problemas en encías y huesos que entran en lo que se denomina enfermedad periodonta. Asimismo, indica que no hay, al menos en nuestro país, un grupo generacional con mayor afectación con respecto a pérdida de piezas dentales, pero que lógicamente es válido pensar que entre más edad se tenga, mayor será la susceptibilidad a perder dientes. “La falta de prevención, la adopción de malos hábitos de higiene oral y la costumbre de creer que si duele un diente significa que haya que extraerlo, son algunas acciones que agravan aún más esta situación”, manifiesta Chamorro.

Ante la pérdida de piezas dentales, una alternativa moderna y sobre todo estética para corregir el defecto de los espacios son los llamados implantes dentales. Este tratamiento consiste en reponer las raíces de los dientes perdidos por estructuras de titanio, que se ubican quirúrgicamente en los huesos maxilares, debajo de las encías. Una vez ubicados en el lugar, el dentista puede colocar sobre ellos las coronas o puentes fijos que reemplazarán a las piezas dentarias perdidas. El implante se fusiona con el hueso mandibular, proporcionando un soporte estable para los dientes artificiales.

Mitos

Los implantes, como método de reemplazo de piezas dentales, guardan unos mitos que aún son cuestionados entre quienes dudan si someterse o no a este tratamiento. Según Chamorro, uno de los mitos es que “no me puedo poner implantes porque no tengo suficiente hueso”. Si bien es cierto que es necesario tener hueso, en muchos casos se pueden realizar injertos óseos provenientes del mismo paciente para poder colocar implantes, ya sean injertos con materiales sintéticos o materiales biológicos. Una vez conseguido el nivel óseo necesario, será posible colocar los implantes.

Otro aspecto que es necesario desmitificar es que la colocación de implantes no es un procedimiento exclusivo para personas mayores. Se pueden colocar también en adultos jóvenes que hayan perdido piezas por trauma, caries o por problemas periodontales. Otra inquietud que surge es que si el hueso puede rechazar el implante, pero el especialista determina que el titanio (material de la estructura) tiene una excelente biocompatibilidad con los tejidos del organismo humano que los toleran, sin reacciones alérgicas del sistema inmunitario.

Muy importante, considera Chamorro, es que los implantes no pueden ser colocados por cualquier dentista, pues “este tratamiento debe ser realizado por alguien que haya sido capacitado para colocar implantes y aunque pueda tratarse de procedimientos sencillos, el planeamiento del caso es lo más fundamental, ya que de nada sirve un implante integrado si no se puede rehabilitar”. ¿La colocación de implantes es un tratamiento largo y doloroso? Claro que no, lo aclara Chamorro, pues son procedimientos con bajo nivel de dolor posoperatorio. “Más bien la idea de atornillar algo en el hueso suena más doloroso de lo que realmente es”, estima el odontólogo. En la mayoría de los casos, colocar un implante no lleva más de 45 minutos, después hay que esperar de 3 a 4 meses para rehabilitar dicho implante y esto consiste en colocar un pilar atornillado para así poder fijar una restauración, ya sea corona, prótesis o puentes.

Tomar en cuenta

Para iniciar un tratamiento de implantes, el odontólogo refiere que es importante realizar una buena historia clínica, hacer modelos en yeso del paciente y un estudio en 3D para poder hacer la planificación de una mejor manera. Ya una vez planificado, se cita al paciente, se colocan los implantes y, según sea el caso, se rehabilita a los 3 o 4 meses una vez que ya esté oseintegrado el implante. “No existe tratamiento odontológico que sea para toda la vida, pero con una buena planificación y buena colaboración del paciente en la parte de mantenimiento, el tratamiento puede llegar a ser duradero”, dice Chamorro.

Entre optar por implantes o puentes, hoy en día se recomienda más los implantes, sobre todo para evitar desgastar las piezas adyacentes. Y así como los dientes naturales, un implante dental precisa de una correcta higiene bucodental para evitar enfermedades como la mucositis o perimplantitis.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus