Secciones
Multimedia

Personal de salud competente, pieza esencial para buenas prácticas

El Hospital Vivian Pellas tiene un procedimiento riguroso para el ejercicio profesional de los especialistas

El Hospital Vivian Pellas, certificado por la Joint Commission International, ha acreditado hasta la fecha a 500 médicos, que ejercen su especialidad en la institución de acuerdo a su entrenamiento y experiencia y bajo estrictas normas de seguridad a los pacientes.

El Hospital Vivian Pellas (HVP) ha diseñado una estrategia organizacional que le permite realizar satisfactoriamente su misión de ofrecer a sus pacientes servicios hospitalarios, en las diversas áreas de  atención a la salud, con los más altos estándares internacionales, .

Uno de estos aspectos claves es disponer de un personal que, en cantidad y calidad, pueda responder a las necesidades de la institución y de sus pacientes, en un proceso estrictamente normado por la Joint Commission International (JCI).

“Por la seguridad de los pacientes, el hospital contrata principalmente personal especializado en salud, como enfermeras, técnicos clínicos de laboratorio, imagenología y otras especialidades de salud, así como personal administrativo y de soporte de operaciones. También se contratan médicos que actúan como médicos hospitalistas, en los servicios de emergencia, cuidados intensivos y programas especiales”, explica la gerente de Recursos Humanos, Verónica González.

“Los miembros del Cuerpo Médico, quienes son los que brindan el servicio médico a los pacientes, son generalmente profesionales independientes que no tienen una relación laboral con el hospital, pero ejercen su práctica en nuestras instalaciones, sometiéndose a un proceso estricto de aceptación que los acredita como miembros del cuerpo médico y se les autorizan los procedimientos y tratamientos médicos (privilegios) que pueden brindar a sus pacientes, de acuerdo a su entrenamiento y su experiencia”, agrega la funcionaria.

Estricto proceso de selección de personal

El doctor Erwing Plata, jefe operativo de la Dirección Médica, detalla en qué consiste el proceso de acreditación de médicos independientes en el Hospital Vivian Pellas y el concepto “privilegio” que cada especialista tiene para atender en la institución.

“Cualquier médico puede solicitar la acreditación del HVP, pero para ser aceptado tiene que llenar una serie de requisitos como presentar un currículo debidamente actualizado; título sellado y certificado por la Universidad donde realizó sus estudios; su código Minsa y cartas de recomendación de médicos de su misma especialidad”, explica el doctor Plata.

El proceso indica que una vez que se tiene toda la documentación del médico solicitante, el HVP escribe a la Universidad para verificar la autenticidad del título y se pone en contacto con el hospital donde ha trabajado para comprobar toda la información. Confirmados los datos, el expediente se pasa a un comité de médicos de la misma especialidad del interesado, donde se emite la aprobación.

“Una vez adscrito, el médico de nuevo ingreso debe recibir un taller de Reanimación Cardiopulmonar (RCP). Este curso lo deben recibir cada dos años los médicos que ya están admitidos, de todas las especialidades sin excepción. Esta es una decisión que tiene que ver con las modificaciones que cada 5 años se hacen a las técnicas de este procedimiento de emergencia”, señala el doctor Plata, quien considera pertinente que esta técnica de resucitación debería ser del dominio de la población en general.

“Privilegios” de especialistas 

El Hospital Vivian Pellas tiene un procedimiento riguroso para el ejercicio profesional de los especialistas, quienes adquieren “privilegios” o permisos para prestar sus servicios, exclusivamente de acuerdo a sus estudios previamente verificados.

El doctor Plata da a conocer que el HVP tiene, hasta la fecha, 500 médicos acreditados con sus expedientes ordenadamente ingresados en el sistema informático de la institución, los que contienen la carta de privilegios otorgados a cada uno de acuerdo a su especialidad, a fin de que se desempeñen dentro de los límites de su competencia y privilegios autorizados.

“Ningún médico puede atender a un paciente si no tiene la especialidad requerida para tratar una dolencia específica, no hay permiso para eso en el Hospital Vivian Pellas”, aseguró el doctor Plata.

“Por ejemplo, la especialidad de Ortopedia se va especializando solo en mano o rodilla, entonces para hacer una operación de mano, el especialista tiene que estar facultado para  realizar esa operación en específico, de esa manera le damos seguridad al paciente de que su médico tiene la capacidad para tratar esa lesión en particular”, aclara.

Hay médicos que están acreditados para operar en el Hospital Vivian Pellas y llegan con su equipo a realizar sus procedimientos, pero cada integrante de esa unidad debe estar a su vez acreditado o de lo contrario no pueden proceder.

“No es que les cerremos las puertas, más bien los instamos a que acrediten a su personal para que puedan ingresar”, agrega el doctor Plata.

Formación permanente en el HVP

La educación continua del capital humano en el Hospital Vivian Pellas (HVP), no es del dominio exclusivo del Cuerpo Médico o de Enfermería, sino que es un componente estratégico que involucra además a todo el personal técnico de salud, administrativos y operativos, de la institución, la que asume una visión integral del papel que cada miembro del equipo tiene en la misión fundamental de preservar la seguridad del paciente.

“Debido a que toda la gestión de la salud se efectúa y se entrega a través del servicio del personal, tanto clínico como administrativo, la capacitación y actualización de los conocimientos del equipo son de fundamental importancia y atención para el Hospital”, indica Verónica González, gerente de Recursos Humanos del HVP.

Este interés se refleja en los logros del programa de Educación Continua de Enfermería dirigido a una población de 130 Enfermeras, entre jefes, y personal Asistencial, que en el 2016 significó una inversión de 260 horas. Igualmente, el programa de Fortalecimiento de las Competencias Técnicas en manejo de equipos médicos y de monitoreo del paciente, dedicó 340 horas al año para esta misma población.

Visión integral de calidad

La gerente de Calidad del HVP, Agnes Saborío, señala que debido a la complejidad que caracteriza a todo hospital por la heterogeneidad de las especialidades que intervienen en el cuidado de la salud de los pacientes, se debe tener una visión integral del papel que juega cada integrante, tanto del personal clínico como técnico.

“Si bien el personal técnico no está directamente relacionado con el paciente, hacen un trabajo complementario de gran importancia para el éxito de los tratamientos que reciben los pacientes mientras están ingresados en el hospital, razón por la cual también pasan un filtro en su contratación. Por eso el Hospital Vivian Pellas le asigna una gran importancia a la definición de los puestos, la selección del personal de acuerdo a la descripción de los cargos y la experiencia y conocimientos de cada técnico contratado para determinado fin”, indica.

La licenciada Saborío hace hincapié en que los estándares de la Joint Commission International (JCI) establecen que si un técnico en reparación y mantenimiento de equipos de imagenología, laboratorio, quirófanos u otros, es contratado, también se tiene que tener comprobada su experiencia y verificado sus conocimientos en este tipo dispositivos.

“Los pacientes en el Hospital Vivian Pellas pueden estar seguros que cualquier equipo que se use en cualquier procedimiento prescrito por su médico tratante, ha sido calibrado por un experto en ese equipo en particular”, agregó.