•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La actriz y cantante Maribel Guardia parece reposada en las mejores reservas de vino del mundo, pues al igual que esa bebida, conforme han pasado los años su belleza y boom sexual no solo se han mantenido, sino también han subido su nivel.

A sus 56 años, Guardia, cuyo verdadero apellido es Fernández, aún enciende las alfombras rojas por la sensualidad de su silueta, en la que destacan sus bustos y su trasero bien formados, sin olvidar su diminuta figura, atributos que enfunda en sexis modelitos.
Más allá de esa imponente belleza física nos encontramos con la calidad de su carrera como actriz, cantante y presentadora de televisión cuyo nacimiento al estrellato se dio en 1978, cuando fue coronada como Miss Costa Rica, a sus escasos 17 años.

Inicios
Bien dicen que casamiento y mortaja del cielo bajan, pues siendo Miss Costa Rica viajó a México, donde se celebró Miss Universo. No ganó el cetro pero obtuvo el título de Miss Fotogénica.

Este galardón hizo que la empresa Televisa se fijara en ella y le ofreciera una beca --que aceptó-- junto con la Miss Universo del mismo año para estudiar actuación, canto y baile en ese país.

Contrario a lo que muchos piensan, ella no nació como artista de telenovelas sino como actriz de teatro en 1980. Su destacada presencia en el escenario la llevó hasta los casting de cines,  donde empezó a brillar hasta obtener el premio Diosa de Plata, como la mejor actriz protagónica de México, por su actuación en la película ‘Terror y encajes negros’ (1985).

Cine pícaro
No podemos dejar a un lado el hecho de que la mayoría de películas en la que actuaba eran  del ‘Cine pícaro”,  por lo que obviamente tenía que mostrar parte de sus atributos físicos y protagonizar situaciones de doble sentido.

Su frecuente aparición en estas cintas la convirtieron en un verdadero ‘sex symbol’, un título que podemos decir no ha perdido de vista, sobre todo porque sigue mostrando su sensualidad a través de instantáneas que cuelga en sus redes sociales.

Pero su talento no solo se limita a actuar, sino que también canta y ha desarrollado esa faceta en los palenques o conciertos de pueblos, aunque también ha cantado en teatros de la capital mexicana.

Y para cantar también usa su sensualidad, pues sus trajes dejan poco a la imaginación. Es frecuente verla cantando con sombrero, botas, diminutas faldas voladas que se mueven al ritmo de sus caderas y sexis top que llaman la atención de cualquiera.

Su intervención en el cine, sus atributos físicos y personales, al ser también reconocida como una de las personas más sencillas del medio artístico, llamaron la atención de nuevo de la empresa Televisa, que la trajo de vuelta para protagonizar varias telenovelas, en esta ocasión como su artista exclusiva, pasando a ser una de las figuras más representativas del famoso Canal de las Estrellas.

La fluidez y simpatía de Maribel en todos los aforos mencionados, y su repetida interacción con el público en sus presentaciones, como cantante en vivo, llamó la atención de productores diversos para ofrecerle trabajo como animadora, siendo invitada a “coconducir” varios programas: ‘El Show de Cristina’, ‘El Gordo y la Flaca’, Teletones en México y Costa Rica, el Festival Fiesta Broadway en Los Ángeles, El desfile de las Rosas en California, entre otros.

56 AÑOS tiene “La Guardia”, como la llaman muchos.

5 discos ha grabado para destacar como cantante grupera.

 

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus