•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • END

Al fin te has decidido a ponerte en serio con tus abdominales. Hace ya mucho tiempo que te lo planteabas, pero ahora ya no te lo tomás como una opción, sino como una obligación. Pues bien, vamos a ayudarte a conseguir esta tableta con la que provocarás un sinfín de tortícolis cuando te quités la camiseta en la playa. Para ello, la revista Men´s Health comparte una serie de ejercicios que deberías realizar en función del nivel.

Flexión de tronco
Empezamos con las flexiones de tronco. O lo que es lo mismo, el ejercicio de abdominales de toda la vida, ese que ya te obligaban a hacer en el colegio cuando eras pequeño. Su ejecución es sencilla, ya que lo que debes hacer es estirarte en el suelo con las piernas flexionadas y elevar el tronco hacia ellas levantando las escápulas.

Flexión de tronco apretando muslos
Bien, ya dominás el movimiento tradicional. Vamos a subir un escalón de dificultad. Colocate en la misma posición que si hicieras una flexión de tronco. Sin embargo, en vez de elevar el tronco hasta alcanzar un ángulo de 30 grados y despegarte del suelo, tenés que inclinarte hacia adelante, pero manteniendo la espalda sobre la superficie. Al mismo tiempo, realizá una presión sobre los muslos con las palmas de las manos durante cuatro segundos. Descansá y repetí  cuantas veces podás.

Flexión de tronco sobre bosu
Aún en el nivel intermedio nos encontramos con esta variante de la flexión de tronco convencional. En esta ocasión, se trata de completar el mismo movimiento (elevando el tronco alzando las escápulas) pero sobre un bosu, una estructura con la que potenciarás tu core a raíz de la fuerza que tendrás que hacer con él para compensar la inestabilidad que te proporcionará. Fijate un objetivo o hacé las repeticiones que podás en un minuto.

Rotación del tronco con mancuernas
Ahora que ya sos un experto en los ejercicios anteriores, es momento de que probés algo todavía más difícil, la rotación del tronco con mancuernas. Estirate en el suelo de forma lateral, apoyando el antebrazo y el exterior del pie del mismo lado, pero sin respaldar la cadera. Intentá formar una T con tu cuerpo, con el tronco recto. Coge una mancuerna con la mano contraria y pásala por debajo del tronco, llevando a cabo una rotación con el mismo. Haz 15 repeticiones. Y si lo consigues fácilmente, haz todas las que puedas y establece tu propio récord personal.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus