•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Adelayde Aguilar tiene vagos recuerdos de su infancia a causa de un accidente de tránsito que la dejó varios meses internada en el hospital. A los 11 años decidió estudiar belleza y ahora tiene su propio salón, es casada y conoció a su esposo cuando él era seminarista: “El Señor preparó a mi marido en la Iglesia para que yo conociera lo bueno y a mí me entrenó en la calle para que él conociera lo malo, por eso es que nos complementamos”, dice esta guapa estilista.

Contanos de tu vida amorosa.

Tenía 18 años cuando conocí a Francisco Martínez, mi esposo. Él es seis años mayor que yo y tenemos una historia de amor increíble. Ambos asistíamos a la misma iglesia, yo era catequista y él seminarista. Recuerdo que los sábados no asistía a la iglesia, pero no sé qué me dio por ir ese día, entonces lo vi cuando salió la corte del sacerdote, más tarde ese día lo volví a ver y él me saludó haciéndome una reverencia y eso fue lo que enamoró de él.FOTO: ORLANDO VALENZUELA.

Nos besamos por primera vez casi un año después, todo se fue dando, ya tenemos once años de casados y el sentimiento sigue vivo como la primera vez que nos vimos.

¿Y qué les dijeron en la iglesia?

Él le expuso al rector lo que estaba sintiendo y él le dijo que podía servir al Señor fuera de la Iglesia, además no fue nada presionado, fue por eso que decidimos dar el siguiente paso para consagrar nuestro amor.

¿Qué tal la noche de bodas?

Me tomó con sus brazos y me subió hasta el cuarto con el traje de novia, lo que sucedió después sin comentarios, pero lo que te puedo contar es que yo siempre dormí en una camita, pero esa vez nos tocó hacerlo en una grande y ya a medianoche me caí, nos reímos bastante. Igual ahora duermo en una cama grande y no me caigo.

¿Qué rutina tenés para mantener tu figura?

Después que el niño se queda dormido trato de ir al gimnasio por las noches al menos una hora, eso me ha permitido tener un peso de 120 libras, también trato de no abusar con las porciones de comida, aunque de vez en cuando me doy mis gustitos, en especial todo lo nica.

¿Cuál es la parte  de tu cuerpo que le gusta más a tu esposo?

A él le gusta todo e incluso dice que me quiere comer como un manjar, pero yo creo que son las pompas.

¿Qué piensa él de que modelés en traje de baño?

Yo no tengo problemas con él por eso, es algo que a él le encanta que haga y hasta saca pecho porque dice que estoy muy buena.

¿Un lugar para estar a solas con tu pareja?

Me gustaría que nos fuéramos de vacaciones a esos lugares  que  tienen donde dormir para que estemos solitos y rico.

¿Cuál es el secreto para tener una relación tan armoniosa?

Recuerdo que  en la luna de miel me dijo un montón de piropos y  cuando tuvimos a nuestro primer bebé él lloró conmigo en la sala de parto porque decía que se sentía impotente al verme con tanto dolor e  incluso es hoy y todavía me abre la puerta del carro, es un hombre detallista, atento. Esas y muchas cosas más son las que tengo presentes cada día, además hay que recordar que uno puede envejecer, pero lo importante es que nuestros sentimientos hacia nuestra pareja no se hagan viejitos, sino que siempre sean los mismos.

Y en unos años, ¿cómo te ves?

Quiero seguir trabajando en mi negocio para darle un buen futuro a mi hijo, ya creo que tengo todo lo que cualquiera puede desear, de ahí lo demás que venga es extra.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus