•  |
  •  |
  • Edición Impresa

1 ¿Qué tan bueno  lo hice? ¿Le habrá gustado?

Si bien algunas frases como “el tamaño no importa” han surgido para apaciguar los mitos, muchos hombres aún nos sentimos cohibidos ante el veredicto de su desempeño sexual por parte de nuestra pareja de turno. Por eso, las mujeres no deben sorprenderse si al concluir la noche de pasión  preguntemos  “Y... ¿qué tal lo hice?”, a pesar de que creamos que lo hicimos increíblemente bien.

2 Cuánto sentimentalismo expresan

Para algunas mujeres, el sexo es un paso importante en la relación. Aunque sea cosa de una noche... o no exista relación alguna. Y esto aterroriza a muchos hombres, quienes podrían sentirse intimidados ante tu exceso de sentimentalismo y llegar a pensar que quieres contraer matrimonio tras la faena sexual. Mujeres tomen nota: nunca se les ocurra preguntarle después del sexo el terrible “¿Y ahora... qué somos?”, si no desean que él salte por la ventana.

3 Cuándo se repetirá la cuestión

No hay primera sin segunda, dicen. Esta situación es la inversa de la anterior: si la mujer no deja  en claro que todo ha sido cuestión de una noche y ahí queda el asunto, él  estará llamándote e invitándote a salir prácticamente todos los días. “Vamos por un café” o “Te invito una cerveza”, podrían ser los anzuelos.

4 Cuántos amigos en común tienen

Lo más probable es que el hombre le cuente a alguien cercano el encuentro sexual que acaba de tener. Lo sentimos, así son las cosas. Sin embargo, no le narraremos las aventuras a cualquiera. Él verificará cuántos amigos en común tienen para que jamás te enteres que anduvo relatando su aventura contigo y se venda como el gran amante.

5 Cuán increíble es el sexo

Difícilmente exista el sexo “malo” para los hombres. Eso es algo que se reservan, calificar a sus parejas. Por esa razón, cualquier faena sexual que tengan significará un buen momento, aunque la realidad sea completamente diferente para las mujeres.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus