María Joaquina Sánchez
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A nivel general, la higiene es una forma de mantenerte sano, a través de la atención a los cambios corporales, al sudor y a los olores que puede emitir el cuerpo. No obstante, muchas mujeres se quejan de la desatención que algunos hombres tienen hacia sus cuerpos, cuya particularidad pareciera ser intolerable. Por eso, aquí te decimos cuáles son las partes del cuerpo masculino a las que les debés de dar prioridad para que gocés de una plena higiene personal, según el sitio Men´s Health.

1. Boca, dientes y encías
No olvidés cepillarte los dientes a diario. No es solo por el mal aliento: cuando no te cepillás y te pasás hilo dental, las bacterias se alojan en la boca para formar la placa, que produce el ácido que destruye el esmalte dental y genera caries.

2. Las axilas
El sudor en sí no tiene olor, pero si está en contacto con bacterias de la piel, puede apestar y un clásico de la higiene masculina son las axilas: tener sudor, olor y picazón, lo cual puede ser una verdadera pesadilla a la hora de sacar manchas amarillas debajo de los brazos. Por ello, una sencilla solución es bañarse a diario con agua y jabón.

3. Las manos y las uñas
Lavarse con agua y jabón por veinte minutos es una forma sencilla de mantenerse saludable. Muchas enfermedades respiratorias y gastrointestinales se transmiten por llevarse las manos a los ojos, nariz y boca. Las bacterias que causan estas enfermedades también se alojan bajo las uñas.

4. Los pies y los dedos
Cuando te bañés, lo ideal es que usés sandalias para prevenir una afección de pie de atleta. Además, una de las teorías es que los hombres suelen utilizar zapatos más pesados y cerrados, lo cual genera hongos y picazón. Por eso, se recomienda el cambio de calcetines, el uso de zapatos ventilados y mantener los pies secos.

5. La cara
La piel de la cara del hombre es más gruesa que la de la mujer, por lo que es menos receptiva a los limpiadores y humectantes faciales. Lo importante es que encontrés algo que funcione para tu tipo de piel y que te reduzca la irritación después del afeitado.

6. Cuero cabelludo
Muchos dermatólogos y estilistas consideran que lavarse el pelo a diario le quita los aceites necesarios al cuero cabelludo y genera sequedad y daño. Lo ideal sería lavarlo tres veces a la semana.

7. La nariz
Tener sucias las fosas nasales puede tener consecuencias inmediatas, dado que el exceso de moco que cae en el fondo de la boca da paso al crecimiento de bacterias que generan el mal aliento. Lo mejor es limpiarla con un descongestivo, una ducha caliente o hacer gárgaras con un enjuague bucal.

8. Los genitales
Los médicos recomiendan limpiar el pene suavemente con agua tibia. Si no estás circuncidado, recordá retraer la piel del prepucio y lavar dentro, para evitar que una sustancia llamada smegma se acumule y te cause infección.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus