María Joaquina Sánchez
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Paradójicamente se afirma que es en la cuarta década cuando los hombres se encuentran en la etapa “más” productiva de su vida, puesto que para ese entonces ya se habrán consolidado económica y profesionalmente, aunque tristemente hay que reconocer que también es el momento cuando los hombres pierden su atracción sexual, según indicó un estudio realizado en el Reino Unido.

¿Por qué ya no son atractivos?

En la investigación se demostró que los hombres dejan de ser sexualmente atractivos para las mujeres jóvenes a los 39 años de edad, y ello se explica por los signos de transición que marcan en los caballeros su paso hacia la cuarta década en la que comienzan a acentuarse los signos del envejecimiento, como: la aparición de canas, pérdida de cabello, papada pronunciada, dentadura en mal estado, entre otras características que son las principales razones del rechazo femenino, señala el estudio.

Aunado a lo anterior, alrededor del 60 por ciento de las mujeres consideran que no se acercarían a ellos porque quizá están casados o en una relación. Otro porcentaje considerable los ve como figuras paternas y no como símbolos sexuales. Además de las mencionadas condiciones anteriores, en esta edad la salud masculina enfrenta irremediablemente dos alteraciones naturales: aumenta el tamaño de la próstata y disminuye la producción de testosterona; factores que se traducen en la pérdida del sexapil.

Cabe mencionar, que al reducirse la producción de testosterona baja el nivel de masa muscular. Se acumula grasa en el abdomen, mayor predisposición a desarrollar osteoporosis, además de disminución del deseo sexual y problemas en la erección. En el plano intelectual, hay dificultad para concentrarse, cambios de humor y hasta signos de depresión. En la atracción, también intervienen otros aspectos como las emociones y cualidades que los hombres desarrollan: inteligencia, amor, paciencia.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus