•  |
  •  |

Los estiramientos tradicionales, como cuando la gente se inclina para tocarse la punta de los pies o estirar las piernas sobre una cerca, a menudo hacen que los músculos se endurezcan en vez de aflojarse, que es lo que exactamente se necesita para la actividad física, refiere Moisés Gutiérrez, entrenador personal. Tal acción, que responde a una costumbre muy realizada en general, equivale a extender una banda de goma al límite. De modo que cuando una persona se estira al máximo, en especial los hombres que tienden a tener más fuerza, aumenta la probabilidad de padecer un tirón muscular.

Riesgos

“Hemos desarrollado esta idea de hacer los estiramientos estáticos exactamente cuando no conviene”, dice Gutiérrez. Asimismo, explica que “cuando uno se estira antes de hacer ejercicios, el organismo puede creer que está en riesgo de estirarse en exceso, y lo compensa contrayéndose y poniéndose más tenso”. Ello significa que la persona no es capaz de moverse tan rápida o libremente, lo que aumenta la probabilidad de lastimarse.

Aunque el estiramiento contribuye a la flexibilidad, este procedimiento no debe practicarse antes de hacer ejercicios, porque “es como levantar pesas para ganar fuerza”, ejemplifica el entrenador. “Uno no debe hacer una sesión de pesas justo antes de ejercitarse, ni tampoco estirarse”, recomienda. Por cierto, en los últimos años, varios estudios han hallado que el estiramiento estático antes de jugar un deporte resta velocidad y fuerza.

Es mejor entrar en calor

En vez de estirarse, muchos expertos del fitness recomiendan entrar en calor con un breve trote o un ejercicio propio del deporte a realizar, como patear una pelota de futbol o hacer un breve peloteo en el tenis. Ese tipo de movimiento ligero acelera el pulso cardiaco y el flujo sanguíneo a los músculos, para aumentar la temperatura corporal.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus