•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Para la mayoría, el estornudo es un simple signo de un trastorno respiratorio, una alergia o una molestia o irritación en la garganta, pero recientemente dos científicos británicos sugieren que esto puede significar algo más: una sutil manifestación de excitación erótica. 

Los investigadores investigaron este curioso fenómeno después de leer el caso de un paciente que experimentaba estornudos que no podía controlar cuando pensaba en las relaciones sexuales, luego, a medida que avanzaba el estudio, conocieron de otros que compartían este comportamiento. 

“Los resultados de nuestras investigaciones sugieren que este fenómeno podría ser mucho más común de lo que se piensa, aunque no se conoce porque quizá la gente no habla de ello porque lo consideran algo vergonzoso”, señalan el otorrinolaringólogo Mahmood Bhutta y el psiquiatra Harold Maxwell. 

Estos opinan que el problema, si es que puede considerársele así, podría obedecer  a un defecto en las conexiones cerebrales, ya que estos envían señales que podrían cruzarse, haciendo que algunas personas estornuden cuando se les pasa por la mente algún tipo de actividad o relación sexual. 

De acuerdo a estos estudiosos,  existen pocas referencias científicas sobre el vínculo de sexo-estornudo en la literatura médica, aunque en su estudio hacen referencia a una carta publicada en 1972 en la Revista de la Asociación Médica Estadounidense, en la que un hombre de 69 años se quejaba de ataques severos de estornudo después de un orgasmo.

También existen otros casos en los que el varón principalmente estornuda después de tener sexo. Este padecimiento podría estar causado por una alergia al propio semen y se le conoce como síndrome potorgásmico, y está documentado desde 2002, cuando se descubrió que algunos hombres, comenzaban a presentar síntomas como picor de nariz, minutos después de eyacular. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus