María Joaquina Sánchez
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La reversión de la vasectomía es una opción viable en la mayoría de hombres y en cualquier momento, pero el tiempo transcurrido desde la vasectomía puede repercutir sobre la probabilidad de éxito del procedimiento. El tipo de cirugía que algunas personas requieren para lograr revertir la vasectomía también marca una diferencia. Además, es importante tomar en consideración otros factores que pueden afectar la fertilidad, como es la edad de su pareja.

¿Cómo funciona la reversión?

En un artículo publicado en la sección de salud del sitio Televisa, el Doctor Landon Trost, Especialista en Urología de la Universidad de Minnesota explica que el propósito de revertir la vasectomía es permitir que los espermatozoides lleguen al semen desde los testículos. Por lo que, existen dos maneras de realizar la reversión de la vasectomía: la primera es una reparación más simple, llamada vasovasostomía, en la que se vuelven a unir los extremos de los conductos deferentes (conductos que transportan los espermatozoides al semen desde los testículos y se separan durante la vasectomía); el segundo procedimiento, conocido como epididimovasostomía, es más complejo e implica conectar los conductos deferentes directamente al pequeño órgano ubicado en la parte posterior de cada testículo que contiene los espermatozoides y se llama epidídimo.

Es difícil predecir cuál será la técnica que se requerirá antes de la reversión de la vasectomía. Según explica el experto que al comienzo del procedimiento, el cirujano toma una muestra del líquido contenido en los conductos deferentes, y si contiene espermatozoides, entonces se suele aplicar la técnica más simple; pero si no contiene espermatozoides, es posible que haya tejido de cicatrización obstruyendo el flujo de los espermatozoides y en ese caso, normalmente es necesario realizar el procedimiento más complejo.

Éxito

Cuanto más cerca del momento en que se realizó la vasectomía está el paciente, más probable es realizar el procedimiento más simple. Dicho procedimiento tiende a obtener resultados exitosos con mayor frecuencia que el procedimiento complejo. Las tasas de éxito de la reversión de la vasectomía disminuyen con cada año que transcurre desde la vasectomía hasta alrededor de 12 o 15 años, punto en el que las tasas de éxito se tornan planas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus