•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ese vello que crece sobre el mentón y que hace suspirar a tantas mujeres tiene encantos como curiosidades. La historia ha demostrado que los hombres que tienen barba se les atribuyen sabiduría, potencia sexual o estatus social alto, aunque también falta de higiene. Estas son las singularidades del vello facial masculino:

Solo para darse una idea, de media, un hombre pasa 139 días de su vida afeitándose, es como que lo hiciera durante cuatro meses sin parar. El crecimiento de la barba está vinculado a la estimulación de los folículos capilares de la mandíbula por la dihidrotestosterona, que deriva de la testosterona, conocida también como la hormona masculina, de ahí que las mujeres carecen de vello en esta zona, debido a que los niveles de testosterona son mucho más bajos.

En las fotografías de  los antepasados se  muestran “mujeres barbudas”, pero su crecimiento no era natural sino que se pegaban barbas falsas que iban pasando de gobernante en gobernante, así que cuando una mujer ascendía al trono llevaba la barba para continuar la tradición, esto lo hacían  para imitar al dios egipcio de la muerte Osiris, no para parecerse al varón.

La barba tiene su unidad de medida, conocida también como “barba por segundo”, ya que crece 5 nanómetros en esta cantidad de tiempo, que vendría siendo 0,0000005 cm por segundo.

Tener una barba es saludable. Durante el verano, la barba protege del sol y mantiene la cara hidratada porque evita que  el agua salga de la piel, la protege del viento ya que se crea una barrera protectora, al menos así lo demuestra la Universidad de Sothern Queensland (Australia).

Una barba frondosa puede causar sustos, y en el increíble universo de las fobias, esta tiene su espacio. La pogonofobia es caracterizada por un profundo e irracional miedo hacia los hombres con vello facial.

En el 2014 se recopiló la lista de los 100 hombres más ricos del mundo elaborado por la revista Forbes, y solo dos de ellos tenía barba, llegando muchos a considerar que los barbudos tienen menos probabilidad de tener los bolsillos llenos de dinero.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus