•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ya el fallecido cantante argentino Gustavo Cerati le había dedicado una canción al sexo oral, utilizando la metáfora del “zoom anatómico” para describir la acción que se hace con la boca en esta práctica sexual de la que se habla poco, pero se hace mucho, de hecho, según estadísticas, más del 90% de las parejas lo hacen.

La historia cuenta que el sexo oral existe desde que el hombre se define como tal, esto lo demuestran las pinturas de las viejas civilizaciones, como las descubiertas que datan de los 300 a.C., donde la antigua cultura peruana le rendía culto a diario a estas prácticas, al igual que Cleopatra, de quien  cuentan de generación en generación que  estimuló de esta manera a más de cien nobles romanos en el transcurso de una orgía. 

Pese a que desde hace siglos ha existido la felación, como también se le conoce, no deja de ser un tabú: “Se le considera como tal porque mucha gente se avergüenza de ello, además que se ocupa como ofensa hacia una mujer que lo hace, cuando en realidad es algo muy común entre las parejas”, expresa el doctor Óscar Espino Corea,  urólogo y especialista en salud sexual.

Las diferencias 

El especialista detalla que el sexo oral realizado del hombre a la mujer es conocido como cunnilingus, mientras que si es al revés se llama felatio y que de ninguna manera hay que avergonzarse de ello, puesto que es un preámbulo para la penetración. 

“Es importante que el hombre se dé cuenta que es en el clítoris donde la mujer recibe mayor estimulación, porque según mi experiencia médica, hay hombres que hacen el sexo oral centrándose en las piernas y los labios mayores, esto tampoco quiere decir que esté mal, pero deben tomar en cuenta que para que su pareja logre tener un orgasmo, deben hacerlo todo en su conjunto, mientras que si es de la mujer al hombre, la mayor excitación se produce en el glande”, explica Espino.

Otro aspecto que debe tomarse en cuenta al momento de practicarlo es la salud tanto del que lo hace como del que recibe, ya que diversos estudios han demostrado que el sexo oral está estrechamente relacionado con el  Virus del Papiloma Humano (VPH) o el mismo VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana). 

El VPH es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes y peligrosas que ocasionan verrugas genitales y derivan en algunos tipos de cáncer, como el orofaringe, conocida como la parte central de la garganta. Aunque las causas de este cáncer son aún desconocidas, una investigación publicada en el 2007 en The New England Journal of Medicine lo vincula con el sexo oral. 

“Cualquier enfermedad es sexualmente transmitida mediante esta vía, aunque hay que reconocer que  la saliva tiene algunas sustancias inmunológicas que permiten  protegernos hasta cierto punto, es por eso que lo mejor es utilizar siempre un condón. Ahora las parejas tienen la opción de comprar condones de sabores para que el sexo oral sea más placentero”, confirma Espino.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus