•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La eyaculación es esa fiel acompañante del orgasmo. Es más resulta extraño pensar en un final feliz en la cama sin la expulsión del semen, pero ¿qué ocurre cuando uno de los dos se ausenta? Pues ocurre que esta condición, por muy extraña que sea existe y se le conoce como orgasmo seco, que ocurre cuando el hombre alcanza el clímax sexual pero no eyacula.

Ya la historia retrataba ciertos casos del orgasmo seco. Se decía que algunos grupos de hindúes que consideraban que eyacular era malo para la salud contraían el ano para retener el semen, mientras que hace 150 años, en los libros de medicina se explicaba que la eyaculación debía evitarse porque envejecía al hombre, aunque ahora se sabe que nada de eso es cierto, comenta Oscar Espino Corea, urólogo y especialista en salud sexual.

A este punto, hay que saber que el orgasmo y la eyaculación no tienen que ir uno después del otro. Se entiende como orgasmo masculino a las contracciones musculares de los llamados ´pubococcígeos´, situados en el suelo de la pelvis acompañada de una sensación física y psicológica placentera, que se vive como una descarga de la excitación sexual,  en tanto la eyaculación es un simple reflejo de esta condición pero que a su vez puede estar ausente.

"La eyaculación es un fenómeno natural que consiste en la expulsión del semen con fines reproductivos, pero existen ocasiones en las que este acto se ve interrumpido por distintas causas médicas, tales como presión arterial, cirugía en la vejiga, próstata o daños severos en los nervios”, agrega Espino.

Además de tener problemas para embarazar, este pequeño grupo de hombres siente depresión, según el especialista, la mujer se siente más excitada una vez que el hombre ha "terminado", entonces ellos creen que la relación fue menos placentera.  

Deleitoso

Aparte de los problemas emocionales, hay hombres que consideran el orgasmo seco como poco satisfactorio e incluso doloroso, mientras que otros lo encuentran más intenso, por eso muchos varones  buscan la manera de alcanzar el orgasmo de esta forma presionando el principio de la uretra entre el ano y los testículos, inmediatamente después del orgasmo.

"Está demostrado que cuando el hombre logra separar el orgasmo de la eyaculación disfruta más del sexo, porque una vez que  lo expulsa el pene se duerme, en cambio, si logra contenerlo tendrá más posibilidades de ser multiorgásmico, una condición que se le ha achacado por siglos de los siglos a la mujer", indica Espino.

De hecho se han creado fármacos para producir orgasmos sin eyaculación. En particular, entre 2005 y 2007 dos médicos londinenses desarrollaron una píldora que tenía la intención de ser utilizada como anticonceptivo masculino. Esta contenía dos fármacos que reducían las contracciones del músculo en los tubos que transportan los espermatozoides, disminuyendo así la cantidad de la eyaculación.

Sin embargo, los fármacos son poco recomendados por los especialistas, que promueven que sus pacientes realicen la técnica de forma natural por medio de ejercicios masturbatorios variando los niveles de excitación.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus