•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hacer ejercicios  tiene su ciencia, entonces si sos nuevo en el gimnasio o llevás haciendo unas cuantas semanas, la misma inexperiencia puede causarte problemas, sobre todo a la hora de ejecutar el entrenamiento de forma correcta, que son la mayoría de veces causantes de lesiones.

Por ejemplo, la misma prisa por ocupar una máquina para evitar que otro la utilice puede llevarte a trabajar sin calentar, un grave error y una de las principales causas de lesiones deportivas, ya que lo primordial antes de lanzarte a entrenar con los aparatos es la rutina de calentamientos.

Al hacer uso de las pesas y otros instrumentos que requieren resistencia debe tomarse en cuenta que hay que realizarlas durante un tiempo determinado y podés  conocerlo tanto con el mismo entrenador o con un monitor que te asesore acerca de las medidas justas que debés poner a trabajar tus músculos, sin someterlos a un esfuerzo tan grande que puede producir lesiones.

Dudas

En caso que no sepás cómo utilizar una máquina, preguntá, puesto que a simple vista algunos aparatos no se conocen con exactitud cómo se utilizan, especialmente cuál es la postura adecuada para realizar los ejercicios. A este punto debés entender que combinar ejercicios de actividad intensa con otros de menor intensidad permitirá que veas los beneficios más rápidamente.

Las actividades deben ser distribuidas por todas las áreas del gimnasio, aunque eso no significa que tengás que pasar de máquina en máquina haciendo todos los ejercicios, sino más bien asegurate que estás trabajando todos los aspectos y no centrándote en uno solo, lo que aumentaría el riesgo de lesiones. Por cada set que realicés, debés tener intérvalos de descanso.

Para los músculos pequeños lo recomendable es un minuto y para los músculos grandes como las piernas, pectorales y espalda dos minutos está bien.

Por último no olvidés hidratarte, ya que cuando te ejercitás perdés más líquidos de lo normal y debés reponerlos.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus