María Joaquina Sánchez
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Aunque muchos puedan pensar que este problema es un asunto de higiene, la realidad es que tiene más que ver con factores glandulares u hormonales que con el aseo diario. La sudoración excesiva da paso a la acumulación de bacterias que producen el desagradable mal olor, afectando la autoestima de quien lo padece y causando también incomodidades en su entorno. Por ello, te brindamos algunos trucos caseros bastante eficaces para que descubrás cómo evitar el mal olor de las axilas.

Recomendaciones

El primer consejo es lavar muy bien las axilas durante el baño, en muchas ocasiones el mal olor puede deberse a restos de jabones o desodorantes que se van acumulando en el área, por eso asegurate de que después del baño la zona esté bien limpia. En otros casos, como el mal olor puede deberse a la acumulación de bacterias y hongos, un buen remedio casero para controlarlo es mezclar dos partes de vinagre y una de alcohol y aplicarlo cada noche en las axilas con un paño bien limpio, dejándolo actuar mientras se duerme. Con el paso de los días el olor empieza a disminuir, de modo que los hongos y bacterias van a ir desapareciendo progresivamente.

Una solución más es el bicarbonato, el cual es considerado como uno de los grandes aliados para evitar el mal olor de las axilas. Entonces con las axilas bien secas hay que aplicar un poco de polvo de bicarbonato con un algodón, asegurándose que se esparza muy bien; además este remedio casero ayuda a mantener el área libre de sudor por más tiempo.

De igual forma, otro truco eficiente para mantener la zona fresca, es mezclar una cuchara de bicarbonato con las gotas de un limón y aplicar después del baño. Con sus efectos se controla el mal olor, porque el limón es ideal para eliminar las bacterias, facilitando una limpieza efectiva del área.

Ahora bien, si el problema es que sudás demasiado, entonces prepará una infusión con hojas de tomillo o romero y aplicala en tus axilas después del baño, el líquido te va a ayudar a controlar la hiperhidrosis.

También es importante tomar en cuenta el tipo de alimentos que ingerís, pues aquellos fuertes como el ajo, la cebolla o las especias afectan el olor de la sudoración, haciendo que sea mucho más intenso. Así que, lo mejor es evitar ingerirlos en exceso, especialmente cuando se sirven crudos.

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus