•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La boca puede decir mentira, pero el resto del cuerpo no. Tanto los hombres como mujeres recurren a los movimientos del cuerpo para coquetear, ya sea presumiendo, sonriendo o utilizando los ojos para mostrar interés. Según la experta en seducción y carisma  Elizabeth Clark en su libro “El arte de seducir para dummies”, estas son las señales para comprender los secretos de la comunicación no verbal.

El rostro: esta es la única zona expresiva visible del cuerpo, y es  por eso que no puede  pasar inadvertido en cuestiones de seducción. En el caso  de los labios, cuando una mujer está excitada, su presión arterial aumenta y sus labios se hinchan al llenarse de sangre, lo que la hace más atractiva. Los labios humedecidos se interpretan como una invitación sexual, mientras que unos labios ligeramente separados pueden indicar una invitación abierta a vos. A veces, cuando una mujer encuentra atractivo a un hombre se muerde el labio inferior, un gesto que está extensamente popularizado en las películas, pero también pasa en la vida real.

Encuentros cercanos: si una mujer te roza, por ejemplo, en un bar y te separa delicadamente hacia un lado y luego te sonríe cuando te girás para dejarla pasar, está mucho más interesada en hablar con vos que en pasar al otro lado. No te ha tocado sin querer, sino que lo ha hecho deliberadamente, ya que de este modo ha atraído tu atención y se ha tenido que excusar para invadir tu espacio. Tené presente que cuando una mujer desea captar tu atención acorta las distancias de manera provocativa, al acercar su cabeza a la tuya, no solo impide que tu radar detecte a otras personas, sino que inconscientemente prepara el terreno para el primer beso.

Las manos: cuando una mujer piensa que un hombre es muy atractivo, utiliza una serie de gestos autoeróticos percibidos cuando empieza a tocarse el cuello por ejemplo. Esto no significa que necesita un fisioterapeuta, sino que es su manera de conseguir realzar el pecho y enseñar las axilas, la fuente de sus feromonas (hormonas femeninas). En el caso que deslice sus manos por el cuello y los brazos es que pretende darte celos porque no sos vos quien desliza las manos sobre ella. Si utiliza sus dedos al rozarse su escote es un claro indicio que está interesada en su acompañante.

Toquetear objetos: los niños que se muerden las uñas podrían estar nerviosos o tener una baja autoestima, un gesto que puede convertirse en un hábito que arrastrará hasta su edad adulta. Si coqueteás con un objeto, podés transmitir una sensación de nerviosismo o desconfianza, un signo que aunque sea poco recomendable, te da unas luces acerca de que si tu compañera está interesada en vos.

Ropa y maquillaje: no cometás el error que si una mujer se pone un modelo provocativo lo hace por vos, si lleva puesto ese atuendo es porque así se siente atractiva y destaca entre la multitud. Eso sí, si estás en un bar y al volver a la barra te das cuenta de que se ha desabrochado otro botón o que su falda parece más corta que antes es que ha aprovechado que no mirabas para hacer un pequeño ajuste para tu deleite. En el caso del maquillaje, diversos estudios demuestran que el pintalabios rojos brillante es el preferido por los hombres.

Este color tiene un símbolo muy sutil, al representar que los órganos sexuales han alcanzado el clímax.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus