Rosmalia Ann González
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El deseo desordenado por  la comida puede condenarte religiosamente a cometer el pecado de la gula y te lleva a tener un cuerpo que no querés. Por eso te traemos una serie de tips para que no caigás en la tentación.

Entendé el funcionamiento del sistema digestivo: el estómago es como un globo, a medida que te vas alimentando, él se estira y una vez que llega a su capacidad, el  sistema digestivo le dice al cerebro que ya deje de masticar. Una forma de expandir el estómago sin llenarlo de calorías es a través del agua, es por ello que se recomienda tomar 30 minutos antes de cada comida y mientras comés. Los caldos, las ensaladas, frutas y verduras llenan tu estómago sin exceso de calorías.

Llenate con fibra: la fibra permite arrastrar el agua de tu cuerpo y de la comida que has consumido transportándola al tubo intestinal, lo que ayuda a brindarte una sensación de estar lleno al terminar de comer, de acuerdo con un estudio realizado en la Universidad de Washington, en Estados Unidos. Si añadís seis gramos de fibra saludable como las semillas de linaza al yogurt, este te brindará el poder de la satisfacción de un adicional de 260 calorías.

El poder de las proteínas: este es el combustible que favorece el crecimiento de los músculos e inician una transferencia de mensajes al cerebro a nivel molecular para decirle que ya está lleno. Se recomienda un consumo de entre 20 y 40 gramos de proteína en cada comida.

Engaña a tu estómago: sin duda, tenés que ser más hábil con él comiendo solo una vez en cada tiempo. Una investigación realizada por la Universidad de Cornell, en Estados Unidos, determinó que tener la opción de repetir platillos te hace comer 73 por ciento más, ya que mientras siguen sirviendo, el cerebro cree que no se ha llenado. Por eso debés probar repartiendo una porción de tu comida en un plato más pequeño e inmediatamente coloca el otro tanto en el refrigerador. Una vez que comas, la referencia visual de un plato limpio será señal de que tuviste suficiente.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus