•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Animado por su instinto y fuerte impulso sexual, el hombre virgen suele enfrentarse a la primera experiencia sexual sin las debidas precauciones ni una mentalidad idónea, afirma la sexóloga Alexandra Rampolla. La influencia de la sociedad actual incrementa las posibilidades de fracaso mediante una serie de mitos sobre la primera vez que generan ansiedad y un conjunto de expectativas muy lejanas de la realidad. Los medios de comunicación contemporáneos promulgan la creencia falsa de que esta primera vez suele ser ideal, y la más placentera de todas.

"Sinceridad y confianza en uno mismo son las actitudes adecuadas para la primera vez de un hombre”. Alexandra Rampolla, sexóloga.

Consejos

Según expresa la sexóloga, la primera experiencia sexual puede ser vivida como un fracaso por el varón, y dejar como secuela disfunciones sexuales futuras como la disfunción eréctil y la eyaculación precoz. Es por ello, que aconseja que si el hombre va a utilizar condón, debe tomarse al menos un mes para ensayar a solas colocándose el preservativo. Así que no hay que iniciar las relaciones sexuales sin haber conseguido cierto grado de habilidad con el uso del condón, porque si no puede convertirse en un grave obstáculo en el momento álgido de la penetración.

Otro consejo es abandonar la masturbación compulsiva. El cuerpo y la mente deben estar entrenados para lograr cierta duración durante el coito. Si sos de los que te masturbás rápido para desahogarte, y carecés del hábito de una masturbación apropiada, serena y consciente, entonces corrés el riesgo elevado de padecer de un episodio de eyaculación precoz.

Tu pareja

Si no tenés experiencia y vas a acostarte con una mujer virgen, no esperés mucho de tu primera vez. En este caso, dejate llevar por el corazón y el instinto, y tené mucha paciencia. Hacer el amor con una mujer experimentada también puede tener sus desventajas si no sos sincero con ella antes de irte a la intimidad, porque probablemente espere de vos más de lo que actualmente serías capaz de ofrecer. También, tenés que tratar a la mujer como se merece. “Sé galante, caballeroso, sincero y considerá a la mujer como al ser humano maravilloso que es. Si pensás utilizarla como un objeto del deseo, recapitulá y madurá antes de tener tu primera experiencia sexual”, asevera Rampolla.

Otra cuestión que podría ayudar mucho son los juegos preliminares. La mujer suele tener un ritmo distinto al del varón, y su respuesta sexual es más lenta. No vayás directo al terreno, sino que tomate un tiempo considerable para excitarla mediante caricias por sus zonas erógenas. Y por último, si querés convertirte en un amante extraordinario por encima de la medida, leé libros de sexualidad o solicitá entrenamiento sexual por un profesional adecuado.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus