•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No hay nadie sobre la faz de la tierra que no recuerde a la chela cabello zanahoria que puso su mano húmeda sobre la ventana del vehículo en la escena de sexo del Titanic. Esa joven que tuvo la dicha de besar al amor de las jóvenes de los noventa, Leonardo Di Caprio, hoy se confiesa. 

Kate Winslet es una de las “iniciadoras” de los desnudos en las películas, en su trayectoria ya lleva 9 tomas en donde se le ve casi todo. Desinhibida en la pantalla grande y penosa en las entrevistas, todavía se siente temerosa a platicar acerca de su vida amorosa y el sexo. Ya tiene 40, y esto es lo que cuenta en el plano personal y laboral. 

Aún te siguen vinculando con el Titanic y Leonardo Di Caprio ¿Pasó algo entre ustedes?

Creo que la razón por la que la amistad funcionó es porque no hubo nada romántico. Es muy decepcionante para la gente escuchar esto porque en la historia de Kate y Leo nos enamoramos a primera vista y tenemos un millón de besos apasionados, pero en realidad nunca lo hicimos. Él siempre me vio como a uno de los chicos, nunca he sido realmente una chica femenina

Hablando de eso ¿cómo afrontás las escenas de sexo?

No hay nada de sexo real, lo más importante es que tiene que parecer auténtico, me obsesiona el perfeccionismo. Rodar escenas en la cama es como un vuelo en avión, cuando las turbulencias se vuelven más intensas, mientras que la tripulación no entre en pánico, todo va bien.

¿Qué edad tenías cuando hiciste tu primera escena íntima?

Solo contaba con 18 años, apenas pude dormir, aunque los años me han hecho madurar y cayendo en cuenta que lo que digan de mí me importa cada vez menos. Cuando tenés hijos te das cuenta que perdés todos los pudores, te ven abierta y lo único que querés es que se te quite el dolor. 

¿Qué te dejó protagonizar Titanic?

Tengo la suerte de estar en la posición de poder elegir, un privilegio del que disfruto gracias a “Titanic”. Y por eso tengo una carrera tan diversa, porque he tenido oportunidades y he podido asumir riesgos. Me siento muy afortunada. Desde hace quince años la gente no ha dejado de preguntarme por ella en cada una de las entrevistas que he hecho. Es como si formara parte de mi ADN. Para mí es genial, es muy bonito todo lo que rodea a esa película.

Ya tenés 40. Para muchas mujeres es el paso definitivo hacia la madurez ¿Cómo lo afrontás?

Cuanto mayor me hago, más tengo los pies en el suelo. Me preocupo menos por las cosas y ya no pierdo el tiempo pensando en mi cara o en mi físico en general. A medida que cumples años, este tipo de preocupaciones se evapora, lo cual es maravilloso. Me parece una pena que las chicas jóvenes no estén educadas para aceptar la emoción de hacerse mayores. 

Ya tenés una familia numerosa ¿te gustaría tener más hijos?

No lo sé. Me encantan los niños, pero aún no he tomado una decisión al respecto.

¿Cuál es para vos la relación ideal?

No puedo comentar sobre la relación ideal porque todos somos distintos. Cada relación es única. Aunque puedo decirte que no soy conformista, ni soy del tipo de persona que vive a través de lo que los demás juzgan y opinan. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus