•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Encontrar el equilibrio entre el exceso y la carencia de complementos masculinos es la principal preocupación que ha encontrado Pitti Uomo, escaparate internacional de desfiles de moda masculino que propone un arsenal de complementos, entre los que se incluyen pañuelos de bolsillo, tirantes, gemelos, guantes o sombreros. "El hombre no sale de casa sin estudiar concienzudamente sus complementos", explicó a EFE Inma Cuesta, directora responsable de productor de la firma española Scalpers, que este año ha incluido pañuelos de bolsillos bordados con calaveras y cascos para viajar en moto.

"Los accesorios masculinos cada día son más importantes, el hombre los valora, sabe que le definen, que le diferencian", asegura Cuesta. Y debe ser así, porque este año en la edición 89 de Pitti Uomo, los accesorios masculinos son los verdaderos protagonistas de la feria. Para la próxima temporada surgen nuevas colecciones de complementos que hasta finales de los años sesenta eran obligatorios, pero con la democratización de la moda dejaron de usarse, el hombre buscaba comodidad.

Esos complementos que van desde el lazo de corbatín hasta el pañuelo de bolsillo, pasando por los tirantes o el sombrero, dejaron de usarse y solo los más coquetos y exigentes con su estilismo lo retoman. Caprichosa y cíclica, la moda ahora recupera estos complementos vintage y los adapta a los diferentes estilos masculinos como puede ser el “gentleman” contemporáneo o el sofisticado informal.

Cambios

Las firmas y los diseñadores han dado un gran giro a los accesorios con nuevos tejidos, texturas y estampados con el fin de adaptarse a los nuevos gustos y seducir al hombre. Así, surgen pañuelos de bolsillo que alegran chaquetas, bufandas y corbatas de lana que decoran la camisa, tirantes que sujetan pantalones y gemelos que se instalan en puños de camisas.

Cada día más, el bolso es un complemento masculino que se cotiza como pan caliente, porque el caballero moderno se cansa de llevar en el bolsillo la cartera, las llaves, el teléfono móvil y las gafas de sol como mínimo, eso sin contar con el ordenador portátil y una memoria USB. Ante esta necesidad, existen cientos de modelos, unos más clásicos otras más atrevidos, pero todos igual de funcionales.

Las gafas son  imprescindibles para esta temporada. Se llevan grandes y con lentes polarizados y coloreados en divertidos tonos: el verde y el azul.

Imprescindibles para protegerse del sol, las gafas ponen la guinda al estilismo. Se llevan grandes y con la montura de pasta de aire vintange, pero también de metal con las lentes polarizadas y coloreadas en divertidos tonos como verde, naranja, azul, dorado o plateado.

El foular (pañuelo) se impone de mil colores formas y texturas, además de abrigar la garganta, mejora y agrupa los estilismos más convencionales, más espartanos. Los tirantes, que tuvieron un época dorada en los años 20 para sujetar los pantalones de talle alto, regresan con la intención de envolver al hombre en una atmósfera intelectual a la par que trasgresora, son un buen guiño a una elegancia contemporánea. Los expertos recomiendan que se evite llevar los vaqueros con tirantes.

El que debe sujetar los pantalones es el cinturón. Lejos quedaron aquellos modelos de hebilla grande y brillante, hoy se imponen los modelos contenidos, de colores o estampados. El sombrero es el complemento perfecto para el hombre, el ícono de la galantería, un básico que jamás pasa de moda, pero que solo los más galantes osan en lucirlo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus