•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En esta vida, nadie lo sabe todo, aunque sí se pueden aprender a hacer las cosas de la mejor manera posible. Hablando en términos sexuales, aunque los hombres son casi siempre los que llevan las riendas en la intimidad, también hay que reconocer que no existen tales dioses en la cama que se las sepan todas. Por eso, de acuerdo a información compartida en el sitio “Ocio Ultimate Magazine”, aquí te dejamos algunos de esos errores comunes que los hombres cometen en la filiación.

Saber todo

Muchos hombres creen que lo saben todo o que saben mucho. Hay que dejar fuera de la cama los mitos de que “a las mujeres les gusta esto”, o que “les gusta que las toquen ahí”. Aunque a veces hay que generalizar, no siempre se puede acertar, así que lo mejor es ponerse de acuerdo con ella. 

Preliminares

Si querés empezar, que sea por el principio, despacio y calentando motores. Si vas directamente al tema, ella no se va a sentir satisfecha y no querrá repetir otra experiencia a tu lado. Si ella no está bien excitada y por tanto, lubricada, tener sexo del bueno podría convertirse en algo difícil. Esto se trata de una relación de reciprocidad, un momento en el que los dos deben estar en sintonía.

Los chupetones

Una cosa es besar con intensidad, dejar una pequeña marca en el cuello, pero otra cosa es succionar como si marcaras a un ganado. Esto no es nada erótico, y podría llegar un momento en el que ella va a sentir dolor. Dejá de ser un aspirador humano y sé algo más delicado con tu chica.

Trato al clítoris

Se dice que el clítoris es un pene en miniatura por sus terminaciones nerviosas. Pero no por eso, hay que tratarlo como un pene. Se puede incurrir en 2 errores: olvidarte de él o por el contrario, tratarlo con demasiada efusividad. Podés hacer que ella te guíe para encontrarlo o, si estás muy emocionado, de seguro ella te lo va a decir para que controlés tu movimientos.

El coito

El tiempo del coito es casi una obsesión. Eyacular demasiado pronto puede ser desastroso, pero estar más de una hora sin que terminés, puede resultar también frustrante para ella, pensando que no es suficiente guapa o sexy. Así que intentá ir siempre en el tiempo justo.

“Me equivoqué”

Puede sonar a mito, pero las mujeres odian las mentiras; y decir eso de “oh, me he equivocado de agujero”, es una gran mentira que no se sostiene. Claro que depende de la situación, pero si estás en mitad del asunto, eso no entra, ni se desvía así como así y ella, no lo va a creer. Lo mejor es pedir permiso.

El cuerpo

Es grave olvidarse del resto del cuerpo y concentrarse en las principales zonas erógenas. La mujer es una zona erógena en sí, así que tenés que estar atento a ella, porque no todo es frotar pechos, frotar entrepierna y besar cuello. Hay mucho más ahí fuera.

Comparar

Compararla con otras parejas anteriores, solo va a hacer que ella se frustre y que piense que no vale tanto. Puede que en ese terreno no tenga tanta práctica, o no haya habido tanta química, pero puede ser que la culpa no sea de ella únicamente.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus