•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Es común que muchas veces hablemos de los riñones como un órgano más, sin embargo, su importancia radica en que  ejercen una función tanto excretora como reguladora.

El doctor Jacinto Estrada señala que “excretan el agua para eliminar a través de la orina todos aquellos productos del desdoblamiento de los alimentos que pueden ser nocivos para nuestro organismo, también la conservan, devolviéndola a la sangre. En promedio los riñones filtran alrededor de 180 litros de líquidos cada día, de los que solo se eliminan 1.5 litros en forma de orina”.

Es por las funciones que desempeñan que merecen un especial cuidado, pues cuando su trabajo se ve alterado, las consecuencias son bastante incómodas.

  • La sal daña los riñones. Usá para condimentar tus platos, especias o hierbas naturales

No podemos perder de vista que la Insuficiencia Renal Crónica, según la Organización Panamericana de la Salud, afecta al 10% de la población mundial. Es un mal que se  puede prevenir pero no tiene cura, suele ser progresiva, silenciosa y no presentar síntomas hasta etapas avanzadas, cuando las soluciones --la diálisis y el trasplante de riñón-- ya son altamente invasivas y costosas.

Así que lo mejor es cuidar los riñones y según el doctor Estrada una buena manera para mantenerlos sanos es comiendo de la forma más natural prosible, según un estudio publicado en la revista Clinical Journal of the American Society of Nephrology (CJASN).

"Los investigadores aseguraron que la dieta mediterránea representa la mejor opción para cuidar la salud renal. Eso significa que tenemos que comer muchas frutas, verduras, pescado, legumbres y grasas saludables, como el aceite de oliva", señaló Estrada.

Asimismo, el doctor dijo que para poder retomar esta dieta se deben hacer cambios radicales en los hábitos puesto que estamos acostumbrados a otros tipos de grasa y sobre todo a muchas frituras.

"En sí los investigadores examinaron las asociaciones de la dieta mediterránea sobre la función renal a largo plazo.

En su análisis, se dio seguimiento a 900 participantes durante casi 7 años. Quienes se adhirieron estrictamente a una dieta mediterránea, mostraron un riesgo 17% menor de desarrollo de enfermedad renal crónica", apuntó.

Los patrones dietéticos similares a la dieta mediterránea se vincularon con un riesgo 50% menor de desarrollo de enfermedad renal crónica y un riesgo 42% menor de sufrir un rápido deterioro de la función renal.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus