END
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Todos queremos ganar masa muscular, pero a veces resulta frustrante cuando luego de unos meses de arduas horas en el gimnasio, los resultados no llegan, según el sitio web Men’s Health hay errores que muchos hombres cometen sin saberlo obviamente, y que quizás sean los que te están impidiendo tanto que veas esos músculos de ensueño que deseas.  

Te olvidás de las piernas

La mayoría de hombres siguen rutinas que trabajan mucho el tren superior. Se centran demasiado en los músculos que ven en el espejo: los del pecho y los brazos. Un indicador de una forma física realmente buena es una espalda bien musculada. Los músculos más grandes, incluidos los glúteos, se encuentran en la mitad inferior del cuerpo, y al entrenarlos segregas hormonas que te ayudan a ganar volumen y fuerza en todo el cuerpo.

Corrés demasiado

Acumular kilómetros no es una pérdida de tiempo completa... pero casi. Esto se debe a que tu cuerpo se adapta rápidamente al movimiento repetitivo, y no hay nada más repetitivo que la carrera. Además, corriendo no activás las fibras musculares de acción rápida, que son las que más contribuyen a quemar grasa y modelar el cuerpo.

Probá esto:

Entrená a intervalos, ráfagas cortas de actividad intensa seguidas de un descanso activo. Ajustá la cinta continua a un desnivel del 8% y corré 30 segundos. Descansá 1 minuto. Repetí 10 veces. Este entrenamiento hará que tu rendimiento aeróbico y anaeróbico mejore mucho más que con el ejercicio cardiovascular continuo, tal como indica un reciente estudio publicado en el Journal of Strength and Conditioning Research.

Te falta explosividad

Los levantamientos explosivos te proporcionan mejoras más rápidas. ¿El motivo? Activan más fibras musculares de acción rápida, que son las que tienen el mayor potencial de crecimiento. Levantá esas pesas con ganas; acelerará tu ritmo cardíaco y quemarás más calorías.

No arriesgás

Los atletas profesionales no se superan solo trabajando sus puntos fuertes: también combaten los débiles. Deberías hacer lo mismo. Si practicás los movimientos con los que te sentís cómodo, te estás engañando.

Probá esto:

Hacé ejercicios compuestos (movimientos que hagan trabajar músculos diversos), como los levantamientos de peso muerto.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus