•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las curvas, para que sean curvas, deben ser grandes y en realidad las de Ashley Graham son sencillamente inmensas y le han abierto las puertas al mundo de las celebridades, gracias a que supo romper esquemas y mostrar con orgullo su plus size.

Graham se convirtió en la chica que rompió el esquema de las modelos 90-60-90 y es la llave al mundo de la voluptuosidad que ha dado grandes pasos para revolucionar las concepciones de la moda.

Esta semana Ashley Graham ha dado mucho de qué hablar gracias a que se convirtió en la chica de la portada de la revista Maxim, lo cual incluye una sesión fotográfica en la que deja muy poco a la imaginación.

Esta no es la primera vez que la modelo da vida a la portada de una publicación, ya antes lo había hecho con el especial baño de Sport Illustrated.

Polémica

Más allá de la belleza de las fotos, la portada ha puesto en el tapete un dilema tan grande como las curvas de la chica: ¿ha bajado de peso o photoshop le echó la manito?

Muchos seguidores de Graham aseguran que los retoques digitales disminuyeron las tallas de la modelo a la que le encuentran un gran parecido con Eva Mendes.

Ante las críticas Graham decidió romper el silencio y emitió un comunicado para defenderse y aseguró que las fotografías no fueron retocadas para hacerla lucir más esbelta.

“Estoy orgullosa de ser la primera mujer curvilínea en la portada de Maxim. No me adelgazaron en la portada y Gilles Bensimon hizo un trabajo increíble capturando mi verdadera figura en todas las fotografías”, expresó la modelo en un documento enviado a “Just Jared”.

Orgullosa

Asimismo, aseguró que se trata de un gran avance para las mujeres con curvas, “especialmente para aquellas que laboran en la industria de la moda y que están trabajando duro para obtener el reconocimiento que merecen. Ahora animo a más publicaciones y diseñadores a poner mayor diversidad en sus portadas y pasarelas. Continuemos mostrando esos hermosos cuerpos en diferentes tallas y todos ellos deben ser celebrados”.

Pero la foto de portada queda corta para las del interior en la que se ve sin ropa mientras las manos de un hombre salen de su espalda para tapar sus grandes pechos, lo cual explicó en redes sociales: "Esas manos son las de mi esposo sujetándome. Él me apoya de muchas maneras. Lo gracioso es que fue su idea participar en la foto".

Cabe destacar que la estadounidense acaba de diseñar su primera colección de lencería para novias con curvas, argumentando que todas queremos estar perfectas en la noche de bodas, independientemente de la talla. La colección es para la marca Addition Elle. No es la primera vez que la modelo de 28 años colabora con la marca, pero esta es su primera línea de lencería nupcial. Presenta corsés, bodies e incluso camisones con mucho encaje para los momentos más íntimos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus