•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Probablemente, la herramienta para que te pongás en forma la tenés muy cerca, se trata de ese elemento con el que compartís más horas al día, ya sea mientras trabajás o comés. Por eso mismo, podemos asegurarte de que no te costará encontrar una silla para darle una utilidad completamente diferente a la que estás acostumbrado, pues en esta ocasión; el propósito es que sea tu guía y sostén de entrenamiento. El entrenador personal Moisés Gutiérrez manifiesta que esta rutina lo tiene todo: buena, bonita y barata; y además no ocupa mucho espacio. La podés realizar en tu cuarto todas las mañanas o si salís de viaje, sabés que conseguir una silla no es tan difícil, todo es cuestión de encontrar el lugar preciso. En internet podés encontrar muchas más ideas sobre cómo entrenar con una silla.

Flexiones de brazos: Apoyá tus brazos extendidos en los laterales del asiento. Luego, flexionalos hasta que tu pecho toque la silla. Si tu fuerza no te lo permite, regulá tu bajada hasta el punto en el que aguantés la posición y podás volver a subir. Mantené durante todo el ejercicio la cadera extendida haciendo fuerza con tus glúteos. Realizá 3 series de 10 repeticiones.

Extensión de rodillas: Sentado en la silla, con la espalda bien recta y la mirada al frente, contraé tu cuádriceps para extender tu rodilla hasta que la pierna quede absolutamente paralela al suelo. No subás la pierna más de 90 grados respecto al suelo, porque si no vas a forzar los flexores de cadera. Realizá 3 series de 10 repeticiones por lado.-La escalera-

Sentadillas: Situate de espaldas a la silla, como si te fueras a sentar. Flexioná tu cadera y tus rodillas lentamente hasta que quedés casi sentado en la silla sin dejar de hacer fuerza en tus piernas y abdomen. Después volvete a levantar sin realizar ningún gesto explosivo. Realizá 3 series de 12 repeticiones.

Rotadores de columna: Colocá un brazo extendido en el asiento. A partir de aquí, introducí tu brazo entre las dos patas delanteras y llegá tan lejos como podás sin perder el control. El ejercicio está bien hecho cuando podés pararte en cualquier fase del movimiento. Realizá 3 series de 10 repeticiones por lado.

La escalera: Situate frente a la silla con un pie encima del asiento y con los brazos extendidos a la altura de tus hombros. A partir de aquí, vas bajando tus brazos a la vez que activás glúteos y te subís encima de la silla con una pierna. El peso lo debés notar en el talón del pie con el que te levantás. Realizá 3 series de 10 repeticiones por lado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus