END
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Elegir las gafas adecuadas no es cosa sencilla. Lo sabemos. Y es que unos lentes pueden ser el factor definitivo para sumar puntos a tu favor y dar ese toque extra a tu atuendo, o también para echar abajo todo el trabajo en caso de que no sean los correctos. Y es que para elegir los lentes de sol adecuados intervienen varios factores: el tono de piel, corte y color del cabello y, lo más importante, la forma de tu rostro.

Cara cuadrada

Este tipo de rostro se caracteriza por tener muy marcadas las líneas de la mandíbula y los pómulos anchos. Si sos de ellos, entonces debés apostar por armazones grandes, al estilo aviador, y redondeados. Aplicá la frase: “Mientras más grande, mejor”. Otra buena opción son los lentes rectangulares con bordes más suaves.

Cara redonda

Aquí tenés el reto de hacer que tus mejillas se vean delgadas, utilizando lentes cuyo marco sea ligeramente más ancho que tu cara y tengás los lados altos. Otra recomendación es que optés por modelos sólidos para definir la silueta de tu rostro. Eso sí, evitá a toda costa los redondos.

Cara rectangular

Lo ideal es que portés gafas que no rebasen la parte más ancha de tu cara. Un buen ejemplo son los lentes estilo aviador, pues su forma de gota ayudan a acentuar tus mejillas y los huesos de la mandíbula. Lo vital es que te asegurés de que sean grandes, para que luzcan y no se pierdan en tu cara.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus