•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cada vez más personas se interesan por su bienestar, pero anteriormente los hombres tenían dificultades al hablar acerca de su salud, sobre todo tratándose de enfermedades como la diabetes, depresión o disfunción sexual. Sin embargo los hombres de hoy tienen un buen entendimiento de su enfermedad y afecciones relacionadas a la misma, tienen una relación cercana con sus médicos y toman la iniciativa de controlar su salud.

La sexualidad es un aspecto importante de la vida y la relación de pareja. Pero la diabetes puede afectar la vida sexual del hombre, no hay que olvidar que es importante comprender que si los hombres con diabetes tienen problemas sexuales, pueden deberse a muchas causas, no solo una.

El Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales (por sus siglas NIDDK) refiere que cuando las personas envejecen enfrentan problemas de salud comunes como síntomas molestos en la vejiga o cambios en la función sexual. Por tal razón las personas con diabetes pueden presentar un inicio precoz y una marcada intensidad de estos problemas.

Las complicaciones sexuales y urológicas de la diabetes suceden por el daño que la diabetes puede causar sobre los vasos sanguíneos y los nervios. Los hombres pueden tener dificultad con la erección o la eyaculación, en cambio las mujeres pueden tener problemas con la respuesta sexual y la lubricación vaginal.

Las infecciones de las vías urinarias y los problemas de la vejiga son más frecuentes en personas con diabetes. Las personas que mantienen su diabetes bajo control pueden disminuir el riesgo de desarrollar de manera precoz estos problemas sexuales y urológicos.

Disfunción eréctil

La respuesta del cuerpo a los estímulos sexuales es  involuntaria, está gobernado por señales nerviosas autónomas que aumentan el flujo sanguíneo hacia los genitales y hacen que el tejido de los músculos lisos se relaje. El daño de estos nervios autónomos puede alterar la función normal. La reducción en el flujo sanguíneo debido al daño en los vasos sanguíneos también contribuye a la disfunción sexual.

La OMS define la disfunción eréctil como la incapacidad persistente para conseguir y mantener una erección suficiente para la realización satisfactoria de la relación sexual, por ende esta definición excluye a los trastornos del deseo sexual, de la eyaculación y del orgasmo.

  • Los hombres pueden tener dificultad con la erección o la eyaculación, en cambio las mujeres pueden tener problemas con la respuesta sexual y la lubricación vaginal.

En los hombres con diabetes, las tasas de prevalencia de la disfunción eréctil fluctúan ampliamente, de un 20% a un 75% según la NIDDK, ellos tienen de dos a tres veces más probabilidades de tener disfunción eréctil que aquellos que no tienen diabetes, pueden sufrir de disfunción eréctil de entre 10 y 15 años antes que los hombres sin diabetes. Las investigaciones sugieren que la disfunción eréctil puede ser una señal temprana de la diabetes, sobre todo en hombres de 45 años o menos.

En cuanto al diagnóstico el organismo estadounidense recomienda que junto a su doctor realice una historia clínica con el objetivo de determinar las causas de los problemas sexuales.

NIDDk explica que la eyaculación retrógrada es un trastorno masculino, en la cual parte o todo el semen fluye hacia la vejiga en vez de salir por la punta del pene durante la eyaculación. Este trastorno sucede cuando los músculos internos, llamados esfínteres, no funcionan adecuadamente, el esfínter abre y cierra automáticamente un conducto en el cuerpo. En la eyaculación retrógrada el semen entra a la vejiga, se mezcla con la orina y sale del cuerpo mediante la micción, sin afectar la vejiga. Un hombre que presenta eyaculación retrógrada puede observar que fluye poco semen durante la eyaculación o puede darse cuenta del trastorno si se presentan problemas de fertilidad.

El análisis de una muestra de orina después de eyacular confirmará la presencia de semen.

El control inadecuado de la glucosa en la sangre y el consecuente daño de los nervios puede causar la eyaculación retrógrada. Otras causas incluyen la cirugía de próstata y algunos medicamentos.

Incluso los problemas urológicos que afectan a hombres y mujeres con diabetes incluyen problemas vesicales e infecciones de las vías urinarias.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus