•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los hombres en su mayoría no logran entender a las mujeres. En muchas ocasiones, sencillamente, no entienden nada de lo que les están diciendo, no saben predecir sus reacciones y son incapaces de percibir siquiera una parte de lo que les pasa por la cabeza. No hace falta poner ejemplos, para eso están todas las comedias del mundo y nuestra convivencia cotidiana con ese ser que muchos consideramos indescifrable.

La cercanía es primordial, ya que las mujeres tienen la necesidad de que su relación de pareja sea estable. Después de un periodo de separación (aunque sea solo un día) tratá de restablecer la cercanía tan pronto como podás. Tienen que saber que estás ahí. Esto no significa que tenés que dejar de hacer tus cosas para satisfacer las de ella. Pero no debés ignorar las demandas de tu compañera como si no fuera con vos. Muchas veces nuestra pareja se comporta de un modo extraño. Sabemos que algo le pasa pero no logramos adivinar qué es. Lo mejor en este caso, es preguntar explícitamente qué es lo que necesita. De este modo se distinguirá una preocupación de tu parte que a ella le gustará saber.

La empatía juega un papel importante a la hora de querer comprender a las mujeres, por ejemplo, la idea de que a las mujeres les preocupa menos el sexo que a los hombres no solo es algo común, además es falso. Si el sexo no funciona en la pareja es porque algo ocurre, pero no debemos tomarlo como un rechazo personal y, mucho menos, presionar a nuestra pareja para hacer el amor cuando no le apetece.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus