•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El sexo es salud, y hay que saber disfrutarlo durante todas las etapas de nuestra vida. La rutina sexual, el aburrimiento y la pérdida de la pasión hacia el otro son algunos de los problemas a los que se enfrentan las parejas y que a veces pone en la cuerda floja una relación.

Vicente Briet, psicólogo clínico, especialista en sexología, apunta que además de las disfunciones sexuales como la eyaculación precoz o la impotencia, el tema del deseo es uno de los más frecuentes. Pese a que puedan influir aspectos como el carácter biológico, factores psicológicos, fármacos, etc., que a veces se disfrazan como rutina, “hay elementos en la pérdida del deseo que simplemente tienen que ver con el desgaste o con el tiempo que llevamos en pareja”, señala. Pero, ¿cuándo aparece la rutina sexual? El experto apunta que no hay estudios definitivos, pero “parece que biológicamente la pasión tiene fecha de caducidad”; al investigar sobre parejas es al “tercer o cuarto año cuando suelen aparecer los primeros síntomas”.

Claves

Comunicación: hablar, hablar y hablar las cosas. Briet explica que lo más importante es “tomar conciencia” y ser capaces de “comunicar con claridad, pero sin adoptar actitudes sincericidas” para poder empezar a emprender acciones.

Espacios de individualidad: lo que muchas veces llamamos burbuja personal resulta fundamental para la salud de la pareja. El sexólogo señala que “hay parejas que se convierten en parejas fusión”, un caldo de cultivo ideal para la rutina.

La receta para recuperar la pasión y la ilusión “es que tengamos un espacio personal donde podamos cultivar nuestra individualidad y permita la posibilidad de echarnos de menos”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus