•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Fernando tiene veinte años, suele tener hinchado el estómago y padece de estreñimiento. “Me sentía incómodo”, confiesa. Por lo que decidió ir a un médico. La consulta, cuenta un año después, fue un poco penosa. 

El médico le pidió detalles sobre sus heces: consistencia, frecuencia y olores, diagnosticando luego que tenía constipación crónica, una manifestación que puede manifestarse de múltiples formas y que afecta la vida diaria de las personas. 

Según el doctor Hernaldo Lara, experto en salud pública y homeopatía, la dificultad para eliminar las heces se caracteriza por los movimientos intestinales con menor frecuencia que lo habitual, cuando las heces son duras o secas o cuando su expulsión es dolorosa, difícil, incompleta o prolongada.

“Cuando se sospecha de una constipación crónica en la entrevista médica, uno debe preguntar hasta si la consistencia son bolitas, pastosas, si se llena de cólicos, si puja o no puja. Todos estos detalles son importantes”, explica Lara, quien admite que el 20% de sus pacientes llegan a la consulta manifestando los mismos síntomas que Fernando.

Un sondeo realizado en la página web de El Nuevo Diario durante un día evidenció que el 65.4% de las personas desconoce qué es la constipación crónica, frente al 34.6% que  confeso saber qué es este padecimiento.

El doctor Lara admite que la defecación es un tema tabú tanto para hombres como para mujeres, sin embargo, esto es la clave para llevar a un diagnóstico exacto de la constipación crónica. 

“Hay un montón de temas tabú aún en salud. Los hombres con la próstata, las mujeres con los problemas ginecológicos, pero el defecar es un problema tabú para hombres y para mujeres. Nadie quiere hablar de cómo va al baño, cuántas veces evacúa, cómo es la consistencia y cómo son los olores”, señaló. 

El sondeo en la web de El Nuevo Diario reveló también la frecuencia con que las personas padecen estreñimiento. De acuerdo con los resultados, el 42.3% no padece nunca de estreñimiento, el 38.5% casi nunca, el 11.5% tres o más veces a la semana y el 7.7% dijo que día de por medio.

En las personas que padecen este trastorno, la evacuación del intestino se produce menos de tres veces por semana y cuando se da la defecación puede resultar un momento difícil y hasta doloroso. “Es un estado realmente incómodo que puede interferir con la vida diaria, afectando la calidad de vida de quien la padece”, agregó Lara. 

¿Qué es?

La constipación no es considerada una enfermedad en sí, sino un síntoma, igual que el estreñimiento, cuyas causas en general son de carácter funcional y están relacionadas con factores dietéticos, sociales y emocionales, y que en pocos casos puede ser una señal de enfermedad grave. 

La frecuencia con la que se debe evacuar varía. De acuerdo con el médico internista Jafet Mendieta, “hay una clasificación que se llama Criterios de Roma III. Un consenso del cuerpo médico se reunió hace algunos años en Roma y elaboraron una normativa para el estreñimiento crónico y para el problema del colon irritable”.

 “Los criterios reflejan que ahora basta con que los síntomas hayan aparecido al menos seis meses antes y estar actualmente activos desde hace tres meses”, explicó Mendieta.

El especialista consideró que lo habitual es que las personas defequen una o dos veces al día, sin embargo, hay personas que lo hacen día de por medio. “Hay personas que van tres veces el mismo día, entonces hay una amplia variación de una persona a otra, pero cuando cambia esa forma, ese estilo de evacuación, y se vuelve más lento o doloroso o por lo menos hay menos de tres evacuaciones por semana, estamos hablando de constipación o tránsito lento”, añadió.

Causas

Existe una variedad de condiciones que pueden causar el tránsito lento. Medicamentos (fármacos, drogas), tales como algunos antihipertensivos, analgésicos que contienen opioides, antidepresivos, antipsicóticos y anticolinérgicos pueden provocar este trastorno.

El doctor Mendieta expresó que las causas más comunes pueden ser funcionales y se basan en la ausencia de una enfermedad de fondo, es decir que únicamente hay un problema en la forma en la que el intestino se mueve.

Tratamiento

Si se descartan enfermedades o condiciones médicas y medicamentos como causa de la constipación, pueden ayudar tratamientos tales como el incremento en la ingesta de agua y fibras, seguido de un programa de reentrenamiento del hábito intestinal y ejercicios físicos. 

Mendieta hizo mucho énfasis en evitar el uso de laxantes, pues la medicación puede hacer que un problema transitorio se vuelva crónico. El aviso de laxante hace que el intestino se mal acostumbre.

Por su parte Hernaldo Lara, quien también es experto en homeopatía, dice que, en la mayoría de las situaciones, hay un contenido emocional. “Uno como médico debe hablar con la persona, profundizar y tratar de darle una idea de cómo es el patrón emocional de las personas y en base a esto, dar un tratamiento no para defecar, si no que ayude a depurar sus emociones y a sacar esas emociones que están intoxicando su cuerpo”.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus