•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Muchos nos sentimos frustrados por las olas de calor que azotan algunas ciudades de  nuestro país, que nos obligan a buscar cómo hidratarnos, no obstante conocer cuáles son las bebidas que  ayudan a su cuerpo a revitalizarlo. 

Las opciones para hidratarse son múltiples, aunque no todas ofrecen las mismas propiedades. De acuerdo al sitio estadounidense de nutrición Prevention, estas son algunas bebidas que el mercado nos ha ofrecido para “quitarnos” la sed pero que en realidad producen un efecto adverso.

Soda

Ya se sabe que la soda aumenta el riesgo de diabetes, de enfermedades cardiovasculares y provoca mala salud dental en el camino, pero estas bebidas no alcohólicas, también puede contribuir a un riesgo de salud más inmediato: la deshidratación.

La investigación de la American Physiological Society encontró que el consumo de soda para rehidratar, en realidad empeora la deshidratación y aumenta las lesiones renales, en comparación con el agua pura o la endulzada con stevia.

Aunque el estudio se realizó en ratas, los investigadores dicen que los resultados todavía plantean problemas graves para las personas que apagan su sed regularmente con estos refrescos.

Si todavía está deseando algo dulce y con gas en un día caluroso, añada un poco de fruta fresca en un vaso de agua mineralizada.

Alcohol

No hay nada más atractivo que una botella helada de cerveza esperandolo en casa después de un duro día de trabajo en una noche calurosa.

Pero el alcohol es diurético, lo que significa que le hará orinar más y podría aumentar el riesgo de deshidratación, dice Heather Mangieri, RDN, un portavoz de la Academia de Nutrición y Dietética.
Sin embargo, Mangieri sugiere que aún puede disfrutar con moderación de esa -cerveza helada- alternado el consumo con un poco de agua. Tomar un sorbo de alcohol, seguido de un sorbo de agua puede ayudarle a evitar la deshidratación (y una desagradable resaca al día siguiente).

Cafe o té

Se suele creer que cualquier tipo de cafeína aumenta el riesgo de deshidratación, hipótesis no descartada, pues resulta que el consumo frecuente de bebidas con esta sustancia puede llegar a deshidratarlo.

“Para quienes toman cafeína constantemente y bebidas como té o café helado esto puede contribuir a su ingesta diaria de líquidos”, dice Mangieri. Solo mezcle en un poco de agua como un líquido adicional, sugiere. Pero si nunca ha sentido el suave zumbido de un café con leche helada, un día de 34 grados no es el mejor momento para empezar. "Para los que no consume cafeína, las bebidas con estas sustancias tienen un efecto más pronunciado, especialmente en un día caluroso," afirma Mangieri.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus