•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿Sabías que lo que comés hoy, puede impactar en la calidad de tus espermatozoides durante los próximos 3 meses? El sitio web Food Green Mood ha destacado que desde los años ochenta se han realizado estudios que demuestran la relación de la alimentación y los hábitos de vida con la calidad del esperma y la fertilidad masculina. Esto quiere decir, que los malos hábitos de alimentación y el consumo habitual de alcohol, por ejemplo, pueden disminuir la cantidad y la calidad de los espermatozoides, lo cual hace más difícil la concepción.

Y dado que la infertilidad es tanto una cuestión del hombre como de la mujer, de acuerdo con estudios de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, cerca de un tercio de los problemas de fertilidad puede atribuirse a los hombres, por lo que comer de manera saludable es la solución a mejorar las posibilidades de concebir un bebé. Es por ello, que una dieta saludable debe incluir frutas, vegetales y granos enteros, ya que esto favorece la producción de mejores espermas. Por otra parte, una dieta alta en grasas trans, puede disminuir el número de esperma en el semen.

El sitio Food Green Mood detalla que el organismo de un hombre sano, necesita de 42 a 76 días para producir un nuevo esperma hasta que lo eyacule, de forma que los cambios que se realicen hoy, van a impactar en el espermatozoide que utilizará dentro de dos o tres meses, y es ese el tiempo aproximado que tardará la dieta y los suplementos en tener su efecto. A continuación te presentamos los nutrientes y vitaminas que potencian tu esperma.

Vitamina C
Una investigación realizada por la Universidad de Texas (EE.UU.) menciona que consumir poca vitamina C hace que los espermatozoides pierdan movimiento. Un vaso de 8 onzas (230 mililitros) de jugo de naranja contiene alrededor de 124 miligramos de vitamina C. Comenzá por lo menos con 90 mg por día. Estos nutrientes los encontrás en todos los cítricos.

Vitamina E
El consumo de frutos secos, que forman parte del grupo de vitamina E, ayudan a contrarrestar la acción nociva de los radicales libres en la movilidad de los espermatozoides y en la calidad del semen, también la podés encontrar en el aceite de oliva. Este antioxidante protege la integridad del ADN del esperma y de los óvulos.

Zinc
La deficiencia de zinc puede disminuir el volumen del semen y contribuir a la infertilidad. Excelentes fuentes que te ayudarán a obtener los 11 mg diarios que necesitás incluyen las ostras (seis ostras medianas tienen la cantidad increíble de 16 mg.), lomo de res (una porción de 3 onzas tiene 4.8 mg), frijoles (una porción de 1 taza contiene 3.5 mg) y, muslos y patas de pollo (2.38 mg cada 3 onzas). Los lácteos y en general los alimentos de origen animal poseen un alto contenido de zinc.

Ácido fólico
Los estudios sugieren que los hombres con bajos niveles de esta vitamina B esencial tienen recuentos más bajos de esperma. Podés obtener el mínimo diario de 400 microgramos ingiriendo cereales fortificados en el desayuno, vegetales de hoja verde, legumbres y jugo de naranja, además podés tomar un suplemento de ácido fólico o un complejo multivitamínico.

Selenio
Este elemento ayuda a crear espermas de calidad y a protegerlo de los radicales libres. Los hombres con bajo conteo de esperma habitualmente tienen también bajos niveles de selenio. Este nutriente se encuentra en alimentos de origen animal (carnes, pescados, mariscos y huevos), también en ajos, espárragos y champiñones.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus